Experto advierte que el tabaco y la obesidad pueden influir en la aparición de la artritis psoriásica

Publicado 09/10/2017 13:16:43CET

MADRID/OVIEDO, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La aparición de la artritis psoriásica se puede ver influenciada por "ciertos factores de hábito nocivo, como el tabaco o la obesidad", según ha destacado Ruben Queiro, reumatólogo en el Hospital Universitario Central de Asturias.

En este sentido, hay conocimientos de que "la obesidad es un factor predictor de mala respuesta y baja persistencia al tratamiento con terapias biológicas y que tanto la psoriasis como la artritis psoriásica suponen un mayor riesgo de eventos cardiovasculares", ha comentando el doctor durante el 7º Simposio de Espondiloartritis.

Por ello, se debe "controlar adecuadamente todos los factores de riesgo" como la diabetes, hipertensión o tabaco, que puedan impactar sobre esta enfermedad, la cual afecta "al 30 por ciento de los pacientes con psoriasis, y la psoriasis afecta al 2-3 por ciento de la población" en España.

DIAGNÓSTICO PRECOZ

Las líneas estratégicas para minimizar el impacto negativo de la enfermedad, según el especialista, son el diagnóstico precoz y el seguimiento estrecho de los pacientes con psoriasis y riesgo elevado de desarrollo de artritis".

De igual modo, debe existir una "colaboración eficaz y fluida entre dermatólogos y reumatólogos, concurso del médico de atención primaria en el control y tratamiento de las comorbilidades y objetivos de tratamiento definidos y alcanzables".

Por su parte, Manuel Carrascosa, dermatólogo del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, ha señalado que "algunos estudios y propuestas terapéuticas permiten sugerir que una actuación precoz podría cambiar la historia de la enfermedad. Es decir, que podrían permitir, eventualmente, la curación de una enfermedad crónica".

EL DÍA A DÍA

Además de las implicaciones psicológicas relacionadas con la visualización de las lesiones, se encuentran las relacionadas con los síntomas tanto cutáneos como articular.

Para José Francisco García, reumatólogo en el Hospital de Galdakao Usansolo, el paciente se enfrenta a diferentes problemas en el trascurso de la enfermedad, ya que antes de ser diagnosticado se encuentra en la "incertidumbre de qué le estará pasando".

Una vez dictaminada la enfermedad, se comienza a "peregrinar por los diferentes tratamientos hasta que se consigue su control completo, que no siempre es posible".

Por último, mantiene un tratamiento con un tiempo determinado, y posteriormente se irá "reduciendo hasta quedarse con la dosis mínima eficaz o incluso sin tratamiento. Mientras tanto pasa por efectos secundarios, pruebas repetitivas, consultas ambulatorias, etc."

Asimismo, la calidad de vida de estos pacientes se ve afectada no solo a nivel físico, sino también el "componente psicológico-social". Por ello, otros problemas como "depresión y ansiedad ligados a la enfermedad ya se han incorporado a los cuestionarios que evalúan el impacto global" de dicha patología.

Por otro lado, los avances de la psoriasis en los últimos años están relacionados con los hallazgos en fisiopatología de la enfermedad y en terapéutica, relacionados con los nuevos fármacos biológicos.

Todo ello está influyendo de forma positiva en los pacientes, "al menos para los pacientes con formas más graves y resistentes, que son los que tienen acceso a la terapia biólogica", ha destacado el doctor Carrascosa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies