Una exposición de MSF busca concienciar ante los riesgos para la salud de las mujeres en crisis humanitarias

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Una exposición de MSF busca concienciar ante los riesgos para la salud de las mujeres en crisis humanitarias

Presentación de la exposición de MSF en Gijón.
EUROPA PRESS
Publicado 30/11/2016 13:56:45CET

GIJÓN, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Cultura Antiguo Instituto (CCAI) de Gijón alberga desde este miércoles hasta el próximo 29 de diciembre la exposición 'Sin ellas no hay futuro', en la que Médicos Sin Fronteras (MSF) pone en relieve los riesgos que corre la salud de las mujeres en países donde se viven crisis humanitarias, especialmente en lo relativo a los embarazos, pero también en casos de violencia sexual o intrafamiliar.

A través de las fotografías y vídeos de Martina Bacigalupo, Patrick Farrel, Kate Geraghty y Sydelle Willow Smith se pone rostro a las mujeres que sufren estos problemas en países donde MSF trabaja, como Burundi, Papúa Nueva Guinea, Malaui y Haití. Unos rostros personalizados en las historias de cinco mujeres -Chantal, Sylvie, Marlin, Yvonne o Edna-- que han sufrido urgencias obstétricas o fístulas a raíz de un mal parto, que han sido agredidas por sus maridos, que han quedado embarazadas fruto de una violación o que tienen VIH y temen transmitirlo a sus bebés.

Así se ha destacado en la inauguración de la exposición, en la que han participado la concejala de Cultura, Montserrat López, la delegada de la Oficina de Santiago de Compostela de MSF, María Díaz, la ginecóloga Sonia Guinovart y la directora de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo, Gimena Llamedo.

Díaz, por su parte, ha indicado que los problemas de salud principales a los que se enfrentan estas mujeres son las urgencias obstétricas, las fístulas por un mal parto, la violencia intrafamiliar o sexual, los abortos inseguros y los casos de VIH durante los embarazos.

Ha llamado la atención, asimismo, sobre que cada día muchas mujeres ponen en riesgo sus vidas, muchas no llegan ni a ser atendidas o lo hacen pero es demasiado tarde. "Muchas mujeres mueren por causas que son "previsibles y evitables", ha asegurado, en este sentido. Por este motivo ha visto importante esta exposición, para acercar a la gente a la vida de estas mujeres, que son un "verdadero" pilar de la sociedad en la que viven. "Es muy importante acabar con estas muertes totalmente evitables", ha reivindicado. "Sin ellas no hay futuro", ha remarcado, con alusión al título de la muestra.

Guinovart, por su lado, ha recalcado que los embarazos y los partos no paran porque haya guerras y crisis, pero tampoco desaparecen los problemas obstétricos. Ha incidido, además, en que la mujer es más vulnerable por tener unas necesidades específicas, además de que en muchos países donde hay crisis humanitarias tienen menos derechos y menos capacidad para decidir sobre su cuerpo.

A este respecto, ha apuntado que 800 mujeres mueren cada día por problemas derivados del embarazo o el parto. De hecho, en uno de cada siete partos se produce una complicación que pone en riesgo la vida de la mujer o del bebé, mientras que el 75 por ciento de las muertes se producen por hemorragias o infecciones tras dar a luz. A esto ha añadido que la muerte por abortos inseguros es la única causa de mortalidad que es "totalmente prevenible".

La concejala de Cultura, por su parte, ha destacado que esta muestra contribuye a sensibilizar a la ciudadanía sobre los problemas de salud de las mujeres en estos países. También ha agradecido a la Agencia Asturiana de Cooperación la colaboración con la exposición, en la que colabora además la Federación Asturiana de Concejos y el Ayuntamiento de Gijón. Además, de esta muestra, tendrá lugar en este día en el CCAI, a las 19.00 horas una mesa redonda sobre el impacto de las crisis humanitarias en la salud de las mujeres.

En la actualidad, MSF trabaja en más de 60 países. En 2015, realizó más de ocho millones de consultas médicas, 590.000 hospitalizaciones y 83.500 cirugías. Además, el pasado año proporcionó tratamiento para la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo a 6.800 mujeres y atendió 220.000 partos, así como a 11.100 víctimas de la violencia sexual.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies