FADE alerta de "alguna sorpresa" debido a los retrasos de los ayuntamientos en el pago a empresarios

Alberto González
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 16:11:53 CET

OVIEDO, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Federación Asturias de Empresarios (FADE), Alberto González, ha alertado este jueves "alguna sorpresa" después de las próximas elecciones de mayo debido a la morosidad "pública y privada" en la actividad de los autónomos, que les ha llevado a solicitar créditos para afrontar los retrasos en el pago de sus clientes, ha explicado.

Así en rueda de prensa celebrada en Oviedo, ha apuntado que los ayuntamientos son los peor parados y cree que no se tardará mucho en ver que algunas administraciones locales no tienen capacidad "para pagar las nóminas de sus empleados". Ha apuntado, como ejemplo de este pronóstico, que la media de pago de los consistorios españoles en 2010 se elevó a 219 días. No obstante, en referencia al Principado, ha asegurado que es "buen pagador".

Para González, los autónomos representan el colectivo que "más ha sufrido" la crisis económica. En este sentido, ha dicho que desde finales de 2007 el número de autónomos ha disminuido, en términos netos, en 6.300 afiliados, que supone una reducción del 7,5 por ciento. Esta pérdida sitúa al Principado en niveles "históricamente bajos", ha señalado.

Por sectores, se ha notado especialmente, ha señalado, en los que registran la mayor actividad de autónomos: el comercio, con 17.315 autónomos, la agricultura (11.765), la construcción (10.236), la hostelería (9.931) y el transporte (5.160). En concreto, entre los cinco representan el 80 por ciento de dicho colectivo en el Principado, ha indicado.

Hasta el 31 de marzo de este año, 77.566 trabajadores estaban afiliados al régimen de autónomos en Asturias, que constituyen un 27 por ciento de los afiliados a la Seguridad Social en la región.

Asimismo, el secretario general de FADE ha explicado que el perfil de autónomo afectado por la crisis es no societario, en un sector "tradicional", y con más de cinco años en actividad.

En referencia a otros problemas que han incidido en el desarrollo de la actividad de este colectivo, ha señalado la caída de la demanda interna debido a la disminución del consumo. "La decisión de compra por parte de las familias es menor que hace unos años", ha afirmado.

Se ha mostrado preocupado asimismo por la economía sumergida, que supone competencia desleal y menos ingresos para la hacienda pública, se ha lamentado.

Por otra parte, ha hablado de las cotizaciones para la seguridad social. "Si hay problemas de ingresos derivados de la falta de ventas, es muy difícil que se puedan asumir las cantidades mínimas de cotización", ha explicado.

También las cargas administrativas son uno de los problemas más "graves" porque conllevan un gasto adicional, que hacen que sean "más lesivas" para las pymes.

En este contexto, FADE organizará el próximo 5 de mayo el I Encuentro de Autónomos Empresarios para mostrar opiniones y posibles soluciones sobre morosidad, financiación, aplicación de nuevas tecnologías, nuevos mercados o la salida al exterior. González estima que acudan a esta jornada en torno a 500 profesionales.