La familia de la joven asesinada en Avilés por su ex novio pide que el culpable cumpla íntegra la condena de 23 años

Actualizado 07/11/2008 16:10:12 CET

OVIEDO, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

La familia de la joven Anabel Gutiérrez asesinada en Avilés por su ex novio en junio de 2007 pide que el culpable "cumpla íntegra la condena de 23 años" que le fue impuesta por la sección segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo.

Así lo expresó hoy en declaraciones a Europa Press, Tedy Gutiérrez, el hermano de la víctima, quien se dió por satisfecho con la sentencia. "A mi hermana nadie nos la va a devolver pero al menos que este hombre pase una buena temporada en la cárcel", expuso Gutiérrez.

Insistió en la necesidad de que una persona que ha cometido un delito como éste "cumpla íntegramente las penas y que no se le ponga en la calle por buena conducta en unos pocos años".

La Audiencia condenó a Juan Antonio Santiago Abad a 23 años de cárcel por un delito de asesinato con las agravantes de parentesco y de aprovechamiento de las circunstancias al cometer el crimen en un lugar de difícil acceso. Asimismo, deberá indemnizar a la hija de la víctima con 200.000 euros y a la madre y hermanos con otros 150.000 euros.

La fiscalía pedía una condena de entre 22 y 25 años, aunque pidió al juez que aplicase a la pena mínima al considerar el estado mental del acusado que declaró en el juicio que el día del crimen había ingerido alcohol y un alto número de pastillas.

También aseguró que la pelea que desencadenó la muerte de Anabel Gutiérrez se originó por una raya de cocaína. Sin embargo, el juez considera que las facultades del asesino eran "normales" como lo demuestran los actos tras el crimen como conducir por una carretera de difícil acceso o llamar a la madre de Anabel para avisarle que ésta se había ido en otro coche.

Las acusaciones, la letrada de la familia, el abogado de la hija de la víctima y el abogado del Estado solicitaban 25 años de prisión. Aunque el letrado de la hija de la víctima pidió una pena de 27 años y medio de cárcel al considerar, según el artículo 66.4 del Código Penal, que el juez puede elevar la pena máxima debido a la concurrencia de agravantes.

Por su parte, la defensa solicitó una condena de 22 años de prisión para su defendido, la pena mínima tipificada en el código penal para este delito, que coincide con la petición del ministerio fiscal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies