Farmacias y distribuidores dicen que queda poco margen de rebaja en los fármacos y abogan por más eficacia en la gestión

www-farmaindustria.es
Actualizado 28/03/2010 15:15:16 CET

Los médicos afirman que la medida no les afectará porque prescribirán "lo mejor para el paciente, con independencia de su precio"

OVIEDO, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los farmacéuticos y los distribuidores asturianos sostienen que los medicamentos tienen "poco margen de rebaja" para poder reducir el gasto sanitario. Por ello, abogan por profundizar más allá de recortes en el gasto farmacéutico y desarrollar medidas que garanticen la sostenibilidad del sistema a largo plazo, centradas en mejorar la eficacia en la gestión y contener el coste de personal.

Así lo indicaron en declaraciones a Europa Press en relación con el acuerdo alcanzado recientemente entre el Ministerio de Sanidad y Política Social y las Comunidades Autónomas en el marco del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para poner en marcha en abril un plan para ahorrar unos 1.500 millones anuales en gasto farmacéutico.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Asturias, José Villazón, resaltó que el gasto sanitario no se centra en los costes farmacéuticos, que suponen un 25% del total, sino principalmente en los gastos de personal (50%) y en el gasto corriente (25%). Por ello, defiende que las medidas de eficacia se extiendan también al otro 75% del gasto sanitario para hacer un sistema "más sostenible".

No obstante, incide en la necesidad de ser "cautos" ya que por el momento solo se conocen los "esbozos" de un documento marco que según explicó la ministra, Trinidad Jiménez, servirá de hoja de ruta para el futuro Pacto de sanidad, en el que se incluirá una norma que modificará el procedimiento de fijación de precios de los medicamentos, también los genéricos y los fármacos para síntomas menores que financia en la actualidad el Sistema Nacional de Salud.

Además, el representante de los farmacéuticos asturiano resalta que el colectivo "ya realiza una aportación muy importante" desde el año 2000 realizan una aportación del 5% de la factura del Servicio de Salud del Principado (Sespa), que supone un 20% del margen profesional de las oficinas de farmacia.

Por todo ello, Villazón se mostró partidario de un gasto farmacéutico eficiente, con uso racional del medicamento, prescripción por principio activo, y voluntad de colaborar entre los distintos agentes sanitarios, acompañado de una mejora en la gestión por parte de la Administración.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa Farmacéutica Asturiana (Cofas), Pablo Ramos, calificó el acuerdo alcanzado entre el Ministerio y las CCAA como "negativo" para el sector de la distribución. "Es una medida cortoplacista que pone al límite a los distribuidores", afirmó al tiempo que recordó que los precios "ya bajan todos los años en abril".

De este modo, Ramos considera que de llevarse a cabo las medidas propuestas para bajadas de precios se podría poner en "riesgo" las cuentas de resultados de las distribuidoras y los acuerdos con los laboratorios. "La calidad del producto se puede ver mermada con una continua bajada de precios", añadió.

El presidente de Cofas argumenta que una rebaja media del 25% en el precio de los genéricos, "no contribuirá a dignificarlos". "De lo contrario, dificultará la financiación de las investigaciones", dijo al tiempo que aseveró que "el problema es la sobremedicación no el precio de los fármacos, que ya están ajustados".

Así, Pablo Ramos espera que se maticen las propuestas y recuerda que existen otras vías para controlar el gasto sanitario y a la vez garantizar la calidad asistencial y la inversión en tecnología, innovación y recursos humanos en el sector farmacéutico.

LOS MÉDICOS SEGUIRÁN IGUAL

La presidenta del Colegio de Médicos, Carmen Rodríguez, considera que la medida no afectará a los facultativos porque prescribirán "lo mejor para el paciente en conciencia profesional, tanto sea genérico como de marca, con independencia de su precio".

Rodríguez incidió que la medida "afecta y repercute en el paciente y en la industria farmacéutica", pero "no en los médicos". "El médico seguirá realizando una prescripción adecuada, tanto en crisis como en épocas de bonanza, ya que nunca puede derrochar el dinero de los contribuyentes", remarcó.

Asimismo, rechazó "restricciones" en la prescripción de determinados medicamentos ya que "pueden dificultar la situación del paciente". "Vivimos en una sociedad muy medicalizada, y hay que concienciar de la importancia de la prescripción facultativa y unos hábitos de vida saludables", aseveró.

Igualmente, Carmen Rodríguez destacó como "medida clave" para contener el gasto farmacéutico y sanitario, en general, "una atención más personalizada con consultas de al menos 10 minutos en Atención Primaria", con más dotación de facultativos, que ofrezca al paciente más calidad asistencial, permita disminuir la prescripción, reduzca la masificación de las urgencias hospitalarias, y evite frustraciones entre los profesionales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies