Fernández dice, sobre la revocación del Síndico, que "se atiene a las interpretaciones de los Letrados

Javier Fernández
ARMANDO ÁLVAREZ - Archivo
Publicado 20/04/2018 12:29:30CET

OVIEDO, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado, Javier Fernández, ha negado este viernes en el Parlamento que el Gobierno "esté politizando" el trabajo de la Sindicatura y ha manifestado que "nunca las relaciones entre el Gobierno y la Sindicatura han sido sencillas".

"Nunca han sido fáciles esas relaciones, ahora bien, cuando estamos hablando de respeto a la institución yo digo que cuando las leyes hay que interpretarlas yo me atengo a la digan los servicios jurídicos de la Cámara y reo que eso es respetuoso", ha dicho Javier Fernández.

En este sentido ha manifestado que las causas para la revocación del Síndico Mayor están fijadas y son claras, una pasa por la incompatilibidad que se presenta en un momento concreto y otra con el incumplimiento de sus obligaciones y no se da ni una ni otra.

"Sencillamente a eso me atengo y usted viene y me dice que eso es una falta de respeto al Parlamento a la Cámara y a la Sindicatura, no he visto una paradoja igual. De verdad usted cree que esto es desprecio al Parlamento", ha replicado el presidente a la portavoz de Foro.

Fernández respondía así a las críticas de Foro, que acusó al Presidente de no respetar al Parlamento asturiano y le tildó de autócrata.

Javier Fernández ha indicado que quien no respeta en absoluto al Parlamento y a las instituciones es a portavoz de Foro a la que ha acusado de optar siempre por el insulto.

Por su parte, la diputada de Foro, Cristina Coto ha manifestado que ese respeto del que Javier Fernández habla no se nota y ha acusado el presidente asturiano de "instrumentalizar el Parlamento" y de actuar con procedimientos torticeros y de trilería.

Coto ha criticado además que habiendo incumplido el Síndico Mayor los deberes de su cargo "es grave que el presidente siga apoyándole a costa de la institución, del daño a su imagen y del descrédito de esta JGPA, a la que el Síndico Mayor ignora, igual que Fernández".

"Yo sé que ya es tarde, a estas alturas usted, y con la que deja detrás, nada va a cambiar, tras nada hacer en seis años, pero le aseguro que hoy, y frente a las turbulencias que amenazan nuestras instituciones, usted es la institución más dañina de todas por su antiparlamentarismo. Por eso, frente a su afición a la autocracía, el deber fundamental de los demócratas es apuntalar, en las formas y en el fondo, al Parlamento, a esta JGPA, comenzando por devolver el prestigio y la dignidad a la Sindicatura de Cuentas", ha concluído Coto.