El fiscal pide 5 años de cárcel para un acusado de tres delitos sexuales contra mujeres y niñas

Publicado 24/11/2017 14:47:19CET

OVIEDO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide una pena de cinco años de cárcel para un acusado de tres delitos sexuales contra mujeres y niñas cometidos en sendas peatonales de Siero. El Fiscal pide además diez años de libertad vigilada, con la obligación de participar en programas de educación sexual, y otros diez años de inhabilitación para desempeñar cualquier profesión u oficio que comporte el contacto con menores. La vista oral se celebrará este lunes en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 11.00 horas.

En nota de prensa el Ministerio Fiscal sostiene que la primera agresión se produjo en septiembre de 2015, cuando el acusado circulaba en bicicleta por la senda peatonal que une Pola de Siero y Lieres. Entonces observó a otra cicloturista, de 22 años, y, tras adelantarla en varias ocasiones, "se puso a circular a su lado con el pene fuera de la ropa, sonriéndole, llamándola guapa a la vez que, tocándose sus órganos genitales, le decía que le mirara".

Durante un espacio de unos diez minutos la joven trató de dejarle atrás pero no pudo, llegando un momento en que el acusado la cerró y la hizo caer de la bicicleta en un punto ya cercano a Lieres. El relato del fiscal refleja que la joven se sentó en un banco de la senda, "quedando inmóvil presa del miedo y sin reacción", momento en el que el acusado se dirigió a ella y "comenzó a masturbarse y a hablarle con términos soeces, cogiéndole varias veces por el pelo".

Por otro lado, en mayo de 2016 el acusado circulaba en bicicleta en un camino próximo a la población sierense de Xixún, y se acercó a la segunda de las víctimas, quien paseaba acompañada de sus dos hijas, de 12 años y 5 meses. Tras bajarse los pantalones, comenzó a masturbarse en presencia de las tres. Recriminado por la madre, abandonó el lugar en bicicleta.

Finalmente, en agosto del mismo año el acusado circulaba en bicicleta por la senda peatonal que une Pola de Siero y El Berrón y, al encontrarse con dos menores, ambas de 14 años, se sacó el pene. Las niñas vieron a dos personas que se acercaban, así que corrieron hacia ellas, lo que aprovechó el acusado para huir.