El fiscal pide cuatro años de prisión para un administrador al que acusa de haber defraudado a la Hacienda

Actualizado 16/03/2011 16:49:50 CET

AVILÉS/OVIEDO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fiscal solicita una pena de cuatro años de prisión para un administrador de Avilés al que acusa de haber defraudado a la Hacienda Pública entre los años 2002 y 2004. Además, para otros dos hombres, a los que considera cooperadores del delito, reclama una pena de dos años y medio de prisión. Los hechos se verán el próximo 23 de marzo en la sala 2 de lo Penal de Avilés.

J.B.H.G, principal acusado en el juicio, se dedicaba al comercio de vehículos terrestres y, según las diligencias fiscales a las que ha tenido acceso Europa Press, declaró cantidades inferiores a las debidas en las declaraciones tributarias de tres años consecutivos. Además, dichas cifras no se corresponden con las que aparecían en los libros de contabilidad.

El fiscal indica que el fraude lo ejecutaba de tres modos: declarando ingresos inferiores a los reales, lo que derivó en defraudar más de 100.000 euros en IVA; realizando adquisiciones de vehículos intracomunitarios aplicando "indebidamente" un régimen y deduciendo otras cantidades a través de empresas 'fantasma'.

Dichas sociedades carecían de domicilio y la infraestructura necesaria y tenían todas el mismo representante: J.L.S.G., a quien el fiscal considera como cooperante en el delito. El hombre, vecino de Castrillón, se había dedicado hasta 2003 a actividades ganaderas. En ese año y el siguiente computó más de 700.000 euros a operaciones realizadas supuestamente con J.B.H.G relacionadas con la compra de vehículos.

Además, y por lo que se refiere a las adquisiciones intracomunitarias, el principal acusado, continuando con el relato del fiscal, se valió de una sociedad que simulaba venderle los vehículos en el mercado alemán, cuando no era así. El administrador de esta entidad, el avilesino J.G.P., es considerado por el fiscal como cooperante. Entre 2003 y 2004 el IVA defraudado supera los 150.000 euros.

El fiscal solicita para J.B.H.G. una pena de cuatro años de prisión y una multa de 700.000 euros. En el caso de sus supuestos cooperantes la petición asciende a dos años y medio de cárcel para cada uno y el pago de 654.000 euros de multa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies