Fiscalía pide 11 años y 9 meses para una mujer por robos con violencia en Oviedo

Publicado 25/06/2015 14:08:22CET

OVIEDO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita 11 años y 9 meses de prisión para una mujer acusada de tres robos con violencia o intimidación y uno más intentado, registrados en Oviedo entre agosto de 2012 y agosto de 2013 y que se juzgarán este viernes en dos vistas diferentes en el Juzgado de lo Penal número tres de Oviedo.

Ambos juicios están señalados a las 10.15 horas, según ha informado la Fiscalía. La acusada ha sido condenada en 2004 por un delito de robo con violencia o intimidación, en 2013 por un delito de robo con fuerza y en ese mismo año por un delito de quebrantamiento de condena.

El Ministerio Público sostiene que sobre las 22.30 horas del 24 de agosto de 2012, la acusada abordó a una mujer cuando ésta se encontraba en la calle Río Piloña de Oviedo, la agarró por detrás y, esgrimiendo una jeringuilla, le dijo: "Dame el bolso hija de puta o te mato". La mujer soltó el bolso y la acusada de dio a la fuga con él.

La mujer salió corriendo detrás de ella, aunque finalmente desistió, ya que la acusada le mostró de nuevo la jeringuilla. El bolso contenía las llaves de su domicilio, una cartera, un teléfono móvil con funda, una tarjeta de Cajastur a su nombre y su D.N.I., efectos que han sido tasados pericialmente en 135 euros.
En el momento de la detención, el día 26 de agosto de 2012, se ocupó a la acusada la tarjeta bancaria.

Por su parte, el 25 de agosto de 2012, sobre las 20.20 horas la acusada vio a una mujer que entraba en el portal de su domicilio, en la calle Juan Manuel Sánchez Ocaña de Oviedo, y entró con ella en el inmueble. Al llegar a las escaleras le propinó un fuerte empujón, haciéndola caer al suelo. La acusada aprovechó el momento para arrebatarle la cartera que llevaba en la mano y huir. La víctima salió detrás de ella y consiguió agarrarla por la sudadera que llevaba, aunque la acusada se revolvió y le dio un manotazo en la cara, y escapó.

La cartera contenía su DNI, varias tarjetas, entre ellas una bancaria, y 70 euros en efectivo. La mujer ha renunciado a toda indemnización que pudiera corresponderle por estos hechos.
En el momento de la detención de la acusada, el día 26 de agosto de 2012, le fueron ocupadas algunas tarjetas de establecimientos comerciales de la vícitma.

Asimismo, el 26 de agosto de 2012, sobre las 09.45 horas la acusada abordó a una mujer cuando ésta caminaba por la calle Cimadevilla de Oviedo, agarrándola con fuerza por el brazo. A continuación le quitó el bolso de un tirón y se dio a la fuga. Fue perseguida por agentes del Cuerpo Nacional de Policía que observaron lo ocurrido, que lograron alcanzarla y detenerla.

Los agentes recuperaron el bolso con todo su interior. La víctima ha renunciado a toda indemnización que pudiera corresponderle por estos hechos. La acusada ha permanecido en prisión por esta causa desde el 28 de agosto de 2012 hasta el 20 de septiembre de ese mismo año.

Por otro lado, el Ministerio Público sostiene que, sobre las 12.00 horas del 31 de agosto de 2013, un hombre contrató los servicios sexuales de la acusada, dirigiéndose ambos al domicilio de él, en Oviedo. Allí, tras mantener relaciones sexuales, la acusada, aprovechando que se habían servido vino, vertió en el vaso del hombre una cantidad indeterminada de benzodiacepinas, que hicieron que se durmiera inmediatamente.

La acusada aprovechó esta circunstancia para apoderarse de su cartera, que contenía dinero, así como un anillo y una cadena de oro que llevaba puestos. A continuación, la mujer se marchó del lugar, dejando allí la blusa y parte de su ropa interior. La cartera, sin el dinero, fue recuperada en la calle por un peatón y entregada a su propietario.

Como consecuencia de los hechos, el hombre tuvo que ser trasladado al hospital, donde pasó la noche en observación al presentar una intoxicación por benzodiacepinas de la que tardó en curar dos días.