La Fiscalía solicita tres años y medio de prisión para un hombre por agredir al encargado de un bar de Oviedo

 

La Fiscalía solicita tres años y medio de prisión para un hombre por agredir al encargado de un bar de Oviedo

Actualizado 26/02/2013 15:29:39 CET

OVIEDO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una condena de tres años y medio de prisión y el pago de una multa de 150 euros para un acusado de agredir con un cenicero roto al encargado y a un cliente de un bar de Oviedo porque un camarero no le cobró las consumiciones en el momento de pedirlas y sí al salir del establecimiento.

La vista oral está señalada para este miércoles, 27 de febrero de 2013, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 10,15 horas, según ha informado la Fiscalía.

El Ministerio Público sostiene que, sobre las cuatro menos diez de la mañana del 30 de diciembre de 2010, el acusado, B. G. R., nacido en 1973, se encontraba con unos amigos en un bar de la calle Manuel del Fresno de Oviedo. A esa hora, el grupo se dispuso a abandonar el local, momento en que el acusado se encaró con un camarero, al que reprochó que no le cobrara las consumiciones en el momento de pedirlas y sí al salir.

A pesar de que el camarero intentó evitar el enfrentamiento dándole la razón, esto no hizo más que alterar aún más al acusado, que comenzó a insultarle y trató de pasar detrás de la barra para agredirle.

En ese momento intervino el encargado del local, que intentó separarles, pero el acusado, que había roto un cenicero dando con él un fuerte golpe sobre la barra, le amenazó con una de las partes cortantes de este último y le lesionó en la región torácica. Le causó lesiones que tardó en curar 32 días. Precisó puntos de sutura. Le queda como secuela una cicatriz de 16,5 centímetros.

A continuación, intentó mediar uno de los clientes del establecimiento, que logró apartar al acusado contra una pared. No obstante, también fue agredido por B. G. R. con el trozo de cenicero. Le causó una herida debajo del pecho izquierdo. Tardó en curar 10 días. Le queda como secuela una cicatriz de cinco centímetros.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de dos delitos de lesiones del artículo 147.1 del Código Penal y de una falta de lesiones del 625.1. Además de la pena de prisión y multa, el Ministerio Público solicita que se condene al acusado a indemnizar al encargado del local con un total de 3.660 euros por las lesiones y secuelas, y al cliente herido con 1.500 euros por los mismos conceptos. Se pide también que abone 30 euros al camarero por una camisa que le rompió en el enfrentamiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies