FORO apoya la propuesta del PP de implantar el Bachillerato de tres años

Enrique Alvarez Sostres
EUROPA PRESS
Actualizado 21/02/2012 18:33:00 CET

OVIEDO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Foro en la Cámara Baja, Enrique Álvarez Sostres, ha intervenido este martes en el Congreso y ha votado a favor de la iniciativa del PP de implantar un bachillerato de tres años "por coherencia con nuestro propio programa en materia de educación".

Según informó el Partido, Sostres ha señalado que la LOE establece para el Bachillerato unos objetivos propedéuticos y finalistas que "no es posible cumplir" tras quince años de aplicación y desarrollo.

Así, el diputado cree que el actual Bachillerato de dos años es "muy corto", y señala que "de los 27 países de nuestro entorno, solo tres mantienen el bachillerato de dos años, mientras que el resto varía entre 3 y 4 años llegando en algún caso a 5".

Para Sostres, el problema del bachillerato español es doble, ya que "en primer lugar llegan menos alumnos por la alta tasa de abandono escolar y, en segundo, el igualitarismo empobrecedor de la comprensividad como fundamento pedagógico de la actual educación secundaria obligatoria determina negativamente una formación que dificulta los propios objetivos de etapa".

DÉFICIT DE CONOCIMIENTOS

A su juicio, "esto ha producido un déficit importante de conocimientos necesarios para la etapa superior posterior que se ve obligada a establecer cursos puentes o cursos cero para subsanar los déficit de formación de las etapas previas".

Sin embargo, ha advertido de que "la simple diversificación de estudios desde cuarto acortando la etapa intermedia de la ESO, no va a significar por sí mismo la panacea del sistema", por lo que, ha defendido que "la flexibilidad del sistema debe dirigirse a recuperar el prestigio perdido, y a adelantar el inicio de la opción profesional".

"No se trata de dar más o menos asignaturas o de redistribuir las 19 actuales, sino de recuperar el prestigio perdido", ha considerado el diputado, para quien "el sistema necesita cambios sustanciales, pero no solo de tipo estructural, sino de gestión de centros y de experiencia de aula", lo que pasa por "mejorar el acceso a la función docente, definir los nuevos perfiles profesionales del profesor, impulsar su dignificación profesional, regular nuevos modelos de organización y autonomía de los centros, cambiar la selección y formación de directivos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies