Foro pide que continúen los plenos semanales, incluso en agosto, ante la "urgencia" de asuntos que afectan a Asturias

Coto, Cascos y Longo en la Junta General
EUROPA PRESS
Actualizado 15/07/2013 15:43:35 CET

OVIEDO, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Foro y diputado en la Junta General del Principado, Francisco Álvarez-Cascos, ha anunciado este lunes la propuesta de su Grupo Parlamentario para que continúen los plenos semanales, incluso durante el mes de agosto "si fuera necesario", ante la "urgencia" de varios asuntos que afectan a Asturias.

Así, el deseo de Foro es que la Cámara asturiana "no se tome vacaciones" ante la gravedad de la situación, según ha dicho Cascos en rueda de prensa en compañía de la portavoz parlamentaria de Foro, Cristina Coto, y el diputado de Foro Albano Longo.

Entre las iniciativas que desde Foro quieren abordar de manera inmediata resalta el estado de los polígonos industriales, especialmente de Bobes y Zalia, "con obras paralizadas de manera incontrolada, desorganizada y anárquica".

De este modo, Foro presentará una moción tras la interpelación al Ejecutivo autonómico sobre el asunto, instando al Gobierno del Principado a acondicionar todas las infraestructuras "destrozadas" en Bobes y en San Andrés de los Tacones.

Igualmente, el partido liderado por Álvarez-Cascos propone un enlace entre Zalia y la autopista 'Y' en la rotonda de Somonte que, cree, tendría un coste inferior a los cinco millones de euros. Cascos la califica como una solución "económica, social y comercialmente adecuada" para la que se dispone de recursos "suficientes".

Y es que Foro reclama al Gobierno asturiano que construya cuanto antes, al menos, uno de los accesos previstos tanto para Zalia como para el polígono de Bobes con el fin de que estén conectados con la red vial asturiana ya que "sin accesos no se pueden ofrecer servicios y las instalaciones son inútiles".

Además, Cascos exige un calendario de actuaciones en el que se reprogramen los trabajos y se selecciones las acciones prioritarias, así como un plan de saneamiento financiero de las empresas públicas implicadas en las obras de estos polígonos y la reversión de los terrenos expropiados que en un plazo razonable no van a ser utilizados para su reconversión en suelo industrial. "Es lo que un Gobierno razonable y sensible tiene que hacer para no causar perjuicios a los vecinos por unas obras paralizadas", ha argumentado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies