El Gobierno asturiano abre expediente sancionador a ArcelorMittal por una infracción "muy grave"

 

El Gobierno asturiano abre expediente sancionador a ArcelorMittal por una infracción "muy grave"

Belén Fernández
ARMANDO ALVAREZ
Publicado 26/04/2017 20:10:20CET

El Principado considera que hubo "dilación" en el aviso y comunicación "deficiente" en el episodio de la nube tóxica de Avilés

OVIEDO, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha requerido a ArcelorMittal para que amplíe el informe remitido este martes y acredite las comprobaciones y revisiones realizadas con motivo de la avería que dio lugar a un escape de gas ácido en Avilés.

El Gobierno asturiano iniciará un expediente sancionador que, a la espera del informe detallado de la empresa, Medio Ambiente, ante una infracción que considera "muy grave" por sus consecuencias, en forma de emisiones no autorizadas, el incumplimiento de la autorización ambiental integrada y su afección a la salud de la población.

En lo que se refiere a la gestión de la incidencia, se considera que hubo "dilación" en el aviso y que la comunicación remitida en las primeras 24 horas fue "deficiente". La Consejería precisa que la causa del escape fue un fallo en el proceso industrial, ajeno al control y supervisión ambiental.

EXPLICACIÓN DE LA EMPRESA

El Gobierno ha explicado que en torno al mediodía de este martes, Arcelor envió un "breve informe" a la Dirección general de Prevención y Control Ambiental, que deberá ampliar en los próximos días. En el documento, la empresa explica que la sonda averiada, que mide el ácido sulfúrico y que produjo la emisión de SO3 a la atmósfera ya ha sido reparada.

Añade la compañía que se está llevando a cabo un análisis pormenorizado del problema, y que se implementarán las medidas para evitar que se repita antes de reiniciar la actividad. Esta reanudación está sujeta a la presentación por parte de la multinacional de un plan de intervención que ha de ser informado por un técnico competente en seguridad industrial.

Medio Ambiente recibió pasadas las 19.20 horas del lunes un aviso del 112 alertando de una nube de efecto irritante en la planta de ArcelorMittal, en Avilés. El aviso de la empresa llegó a las 20.14 horas. La consejera Belén Fernández contactó de inmediato con el consejero delegado de la empresa en Asturias y con la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín.

Hasta el lugar de los hechos se desplazó un guarda del servicio de Prevención y Control Ambiental y, seguidamente, la directora general y la jefa del servicio, quienes se reunieron con responsables de la siderurgia y levantaron acta de la incidencia.

A partir del momento en que se tuvo conocimiento del fallo la planta quedó paralizada. De acuerdo a los informes sanitarios, varias personas fueron atendidas por problemas respiratorios y síntomas irritativos de las mucosas, si bien la nube produjo inicialmente irritación y tos en las personas que se encontraban en la zona afectada.

En los últimos meses la Dirección General de Prevención y Control Ambiental está introduciendo nuevas exigencias en las autorizaciones ambientales que facultan a las empresas a operar. En el caso de Arcelor, se le han rebajado los valores límite de emisión de contaminantes. Los incumplimientos en los que ha incurrido la empresa han dado lugar a la apertura de seis expedientes sancionadores en 2015; ocho, en 2016; y cinco en lo que va de año.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies