Un hombre se enfrente a ocho años y medio de cárcel por disparar en la sien a otro en un bar en Gijón

 

Un hombre se enfrente a ocho años y medio de cárcel por disparar en la sien a otro en un bar en Gijón

Actualizado 10/12/2010 16:54:58 CET

GIJÓN, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un vecino de Gijón será juzgado el próximo día 17 en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias con sede en Gijón por disparar supuestamente a otro en la cabeza. La vista había sido aplazada el mes pasado al no haber podido comparecer la víctima -a la vez procesado-- por estar ingresada en el hospital.

El Ministerio Público solicita para el acusado, M.R.F., la pena de ocho años y medio de cárcel tras haber disparado en la cabeza a un hombre, J.M.C.A., durante el transcurso de una disputa en un bar en Gijón, según el informe fiscal recogido por Europa Press. Asimismo, le pide el abono de una indemnización para la víctima de 240 euros por los días que tardó en curar y que estuvo incapacitado y 2.400 euros por las secuelas.

El procesado está imputado por un delito de homicidio en grado de tentativa, otro de atentado, otro de tenencia ilícita de armas. La Fiscalía también acusa a la víctima de un delito de lesiones, aunque aplica la eximente de legítima defensa.

Los hechos se remontan al 5 de febrero de 2099, entre las 00.00 y 00.15 horas, cuando los dos hombres, de 50 y 47 años en el momento del suceso, coincidieron en un bar de la calle de Lepanto, en el barrio de El Natahoyo. Entre ambos se entabló una discusión, durante la cual entraron y salieron varias veces del local.

Asimismo, sobre las 2.00 horas, la víctima entró de nuevo en el local, de forma apresurada, siendo seguido por el acusado, el cual empuñaba un arma de fuego, al tiempo que decía 'a ti te mato'. En ese momento intervino el dueño del establecimiento, que logró que el imputado abandonara el bar.

No obstante, el hombre regresó momentos después y apuntó directamente a la cabeza al procesado, momento en el que se produjo un disparo que rozó la cara, entre la sien y la ceja izquierda, de la víctima. Los dos hombres cayeron al suelo, tal como poco después los encontró la Policía Local. Uno de los agentes desarmó al agresor, aunque éste le dio una patada en la pierna que no causó lesiones.

Según el informe fiscal, el arma utilizada es un revolver marca BM, modelo Magnum de calibre 380 Knall -de fogueo aunque adaptado al calibre 38 especial--, que tiene un aceptable estado de conservación y presenta un normal funcionamiento. El acusado, que tenía antecedentes por tráfico de drogas y robos, carecía de la licencia de armas. Tras los hechos, se registró la casa del acusado, donde se intervinieron 40 cartuchos troquelados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies