El Incual matiza que la acreditación de competencias no trata de convalidar experiencia laboral por un título oficial

 

El Incual matiza que la acreditación de competencias no trata de convalidar experiencia laboral por un título oficial

Actualizado 25/11/2009 17:14:39 CET

La primera convocatoria, antes del verano próximo, se centrará en la educación infantil de 0 a 3 años y la Ley de Dependencia

GIJÓN, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director del Instituto Nacional de las Cualificaciones, Rafael Rodríguez de la Cruz, señaló hoy que en España hay unos ocho millones de trabajadores que son magníficos profesionales pero que no cuentan con una titulación reglada. A ellos va dirigida la acreditación de competencias que no se basa en convalidar experiencia laboral por una titulación oficial, sino un reconocimiento de aquellas asignaturas que se entienden superadas.

Así lo dijo después de su ponencia en la jornada técnica titulada 'Acreditación de Competencias a través de la experiencia en el sector metal', que se celebró en un hotel de Gijón. Rodríguez apuntó que tras pasar una evaluación se convalidarán aquellos módulos de un determinado grado de FP que se cree que el trabajador tiene superados, para que pueda matricularse, si lo quiere, del resto de asignaturas que le falten para conseguir la titulación.

De la misma forma, esta acreditación podría servir para que los trabajadores, si se negocia dentro del convenio colectivo, puedan obtener mejores condiciones laborales y salariales. También señaló que no se trata de pasar un examen porque lo que se quiere evaluar no son los conocimientos sino cómo los aplica, es decir, su competencia en la práctica profesional. Pese a ello, no descartó que pueda haber una prueba concreta en algún caso.

Además, indicó que este procedimiento está abierto a todos los sectores, no sólo del metal, y añadió que el Gobierno ha establecido que las primeras acreditaciones se hagan de profesionales de la educación infantil y trabajadores relacionados con la Ley de Dependencia, como es la ayuda a domicilio o la atención en centros específicos. La convocatoria, que será antes del verano, limitará las plazas y como requisito habrá que demostrar ocho años trabajados.

Rodríguez destacó que la medida es importante ya que en 2015 se estima que sólo el 15 por ciento de los puestos de trabajo serán de baja cualificación. A esto unió a que es impensable ya que un trabajador desarrolle toda su carrera profesional en una misma empresa, sino que la previsión es que "cambie cuatro o cinco veces de actividad profesional, incluso muy diferentes entre una y otra". "Se va a una cualificación y formación permanente", dijo.

Asimismo, señaló que son las autonomías las que tendrán la competencia para hacer las convocatorias de cara a obtener la acreditación de competencias y quienes marquen las cualificaciones profesionales que se vayan a acreditar, aunque no desechó que pueda haber alguna supraestatal.

También apuntó que Asturias, junto a Cantabria y Castilla-La Mancha, son las únicas comunidades autónomas que no cuentan con Instituto autonómico de cualificaciones, mientras que el de Extremadura todavía no ha empezado. En su opinión, no es imprescindible su existencia al ser esta materia competencia exclusiva del órgano nacional.

Respecto a los beneficiarios de la iniciativa, aludió a trabajadores de entre 50 a 65 años, jóvenes que no consiguieran la titulación de la escolarización obligatoria y al colectivo de inmigrantes, sin cualificación demostrable o no adaptada a las necesidades del mercado español.

En cuanto al catálogo nacional de cualificaciones, que es el referente para otorgar títulos reglados, señaló que en lo referido al sector metal está muy avanzado y se espera que en unos meses esté completado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies