Javier Fernández afirma que Asturias se opondrá a cualquier iniciativa que debilite la igualdad entre territorios

Javier Fernández.
PRINCIPADO.
Publicado 31/12/2017 7:00:50CET

Reclama al Gobierno central una transición energética "responsable" y exigir a Europa condiciones más flexibles para prolongar la minería

OVIEDO, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, ha afirmado que en el debate sobre la reforma de la financiación autonómica Asturias se opondrá "a cualquier iniciativa que debilite la garantía constitucional de igualdad". Así lo ha indicado en su mensaje de fin de año, donde ha señalado que "hasta el último minuto del mandato" dedicará su determinación a objetivos como la recuperación económica o a avanzar en el progreso común.

El jefe del Ejecutivo ha comenzado su discurso recordando a los casi 78.000 asturianos que se encuentran en paro, por lo que ha afirmado que, junto al fortalecimiento de los servicios públicos, la prioridad y obligación del Gobierno es "seguir avanzando para consolidar el crecimiento y aumentar el empleo". Además, ha indicado que Asturias tiene tres asuntos clave de los que dependerá su futuro: la financiación autonómica, la demografía y el porvenir de la industria.

Así, ha afirmado que en la reforma de la financiación el Gobierno asturiano rechaza "los privilegios que reclaman algunos territorios". "Todos somos ciudadanos de un mismo país y decir ciudadanos es decir iguales, por eso defendemos que la prestación de los servicios tenga un alto nivel y sea similar en el conjunto de España", ha reivindicado, para añadir que Asturias se opondrá a cualquier iniciativa que debilite la garantía constitucional de igualdad.

Sobre el reto demográfico ha indicado que es un problema que no es exclusivo de Asturias y que, junto a medidas locales, necesita la implicación "con determinación de España y Europa". "El Gobierno del Principado trabaja en ese triple frente: elaborando un plan autonómico con una década de vigencia, incluyéndolo en la última Conferencia de Presidentes como asunto de Estado e incorporándolo a la agenda de la Europa de las regiones", ha señalado.

Por otro lado, ha afirmado que para la supervivencia de la "fortaleza industrial" de Asturias resulta "imprescindible" contar con un suministro eléctrico "competitivo, estable y predecible". "Un objetivo que no es compatible con el cierre precipitado de las centrales térmicas que integran el polo energético que hoy existe en Asturias", ha indicado.

En ese sentido, ha pedido abordar la transición energética con "responsabilidad" y evitando errores "que deriven en riesgos para la seguridad, continuidad, calidad y costes del suministro". "Pido rigor, no demos pasos en falso, ir más allá de los compromisos adquiridos supondría un inasumible aumento del precio de la electricidad, colocando a nuestra industria en una muy complicada situación", ha señalado Javier Fernández.

También ha recordado que 2018 puede ser la fecha para el cierre de las explotaciones de carbón, por lo que ha reclamado al Gobierno de España que exija a la Comisión Europea unas condiciones más flexibles que permitan prolongar la actividad.

Como punto positivo, ha señalado que los datos constatan que el Principado "va por buen camino y consolida su mejora". Así, ha apuntado a los 50 meses de descenso interanual consecutivo del paro registrado y a las inversiones anunciadas por las multinacionales radicadas en el Principado, "que son reflejo de una Asturias empresarial fuerte y cualificada".

"La Asturias que avanza alejándose de los tópicos se hace reconocible por su potencia industrial en una economía terciarizada, por sus infraestructuras y equipamientos mejorados, por la robustez de sus servicios públicos y por su riqueza natural y cultural. Estas son fortalezas de nuestra comunidad", ha afirmado el jefe del Ejecutivo autonómico.

Fernández ha calificado 2017 de "año difícil para España" por la situación de Cataluña. En ese sentido, ha señalado que la aplicación del 155 no tenía como objetivo combatir al independentismo, "sino enfrentar una crisis de Estado". Por ello, ha pedido a los partidos nacionalistas que renuncien a la unilateralidad y ha indicado que la "fractura" de Cataluña ha reforzado "el sentimiento unitario del conjunto de los españoles", además de "estimular" el debate sobre una eventual reforma constitucional.

Para acabar, el presidente asturiana ha calificado Asturias como una comunidad "orgullosa de su identidad inclusiva y solidaria", que se reconoce a sí misma "en los valores de la concordia y la convivencia, que afianza su recuperación económica, sólida en sus derechos sociales y capaz de seguir avanzando por la senda del progreso común". Unos objetivos por los que, según ha indicado, va a seguir dedicando toda su determinación "hasta el último minuto del mandato".