Javier Fernández espera que el Gobierno central sea flexible con los plazos para elaborar un nuevo plan de ajuste

Javier Fernández, Junto A Ignacio Prendes
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 16:11:05 CET

OVIEDO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSOE a la presidencia del Principado, Javier Fernández, que se ha ganado el apoyo de IU y UPyD para la investidura la próxima semana, ha dicho este viernes que confía en que el Gobierno central sea flexible en los plazos para elaborar un nuevo plan de ajuste, una vez que el que había sido remitido por el Gobierno de Foro fue rechazado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de este jueves.

A partir de ahora, Asturias tiene quince días para elaborar un nuevo plan de ajuste. Pero Javier Fernández señala que si ese plazo no es suficiente, el Gobierno debería ampliarlo. Él está dispuesto a trabajar ya desde el jueves, el día siguiente a su probable investidura, en la materia porque la considera una "tarea inmediata".

A Fernández le gustaría cumplir el plazo. Pero señala que su objetivo es hacer un plan "riguroso" y no sabe si es posible hacerlo en ese tiempo. "Espero en que si en lugar de quince días el plazo es un mes, el Gobierno de España lo entienda", ha dicho. Y ha recordado que el Gobierno de Mariano Rajoy tardó cuatro meses en presentar sus cuentas públicas. "Nosotros no pretendemos tanto ni mucho menos", ha apuntado.

Así, ha explicado que Asturias supone el 2,2% del Producto Interior Bruto (PIB) de España, por lo que si el plazo se alarga a un mes no se pondría en peligro el proceso de consolidación fiscal de las comunidades autónomas.

"Independientemente que nos guste o no la ley de estabilidad, no es una opción para el gobierno que yo presida no cumplirla", ha señalado Fernández, que ha dicho que los objetivos son que Asturias tenga un límite de déficit este año del 1,5%, del 1,1% en 2013 y del 1% en 2014.

Preguntado sobre si se pueden lograr esos objetivos sin tocar materias como sanidad y educación, Fernández ha pedido a los periodistas que le dejen conocer antes la realidad presupuestaria de Asturias. En cualquier caso, sí ha dicho que la sanidad y la educación "estarían en la retaguardia que hubiera que tocar". Su intención es minimizar las consecuencias que pudieran tener los recortes en esos aspectos. Y en este sentido, ha dicho que tiene un acuerdo de IU que va en ese sentido.