Javier Fernández reclama estrategias para una transición energética a medio plazo: "No hay soluciones inmediatas"

Publicado 13/07/2018 13:50:19CET

Solicita el poyo de la Junta General así como sindical, empresarial y social, garantizando los acuerdos adquiridos con otras CCAA

OVIEDO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, reclama estrategias para desarrollar el proceso de transición energética a medio plazo. "No hay soluciones inmediatas", ha advertido, señalando los riesgos de un cambio exprés tanto para la actividad industrial como para el empleo y el coste de la electricidad en el conjunto del país.

Así, en el pleno extraordinario monográfico celebrado este viernes en la Junta General del Principado, el jefe del Ejecutivo autonómico ha enumerado cuatro las líneas de actuación que desarrollará ante el Gobierno central, recordando además su competencia como interlocutor ante la Unión Europea.

Junto a la petición de prórroga de la actividad minera más allá de 2018 sin devolución de las ayudas recibidas por las empresas del sector que ya anunció durante su primera intervención en el debate, Javier Fernández también reclamará que se articule "a medio-largo plazo" el eventual cierre de centrales térmicas "sin obviar que en el futuro puede revisarse ante la evolución tecnológica".

"Cambiar la ley eléctrica para que incluya la decisión última del gobierno de intervenir cuando una empresa eléctrica plantea el cierre de sus instalaciones", ha sido otra de las peticiones que ha adelantado. Del mismo modo, en su reunión del 25 de julio con el presidente del Gobierno, el también socialista Pedro Sánchez, demandará que "cesen" las declaraciones relativas al fin de la actividad de las térmicas para evitar disuadir a las empresas de nuevas inversiones por falta de expectativas, en referencia a manifestaciones de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

Además, el presidente ha respondido a los portavoces de los grupos de la oposición y ha solicitado el poyo de la Junta General así como sindical, empresarial y social, garantizando los acuerdos adquiridos con otras comunidades autónomas en defensa del sector.

Ha apuntado, ante Podemos, que "el cambio de paradigma no se puede hacer a corto plazo". "Es necesario articular estrategias a medio plazo para mantener el empleo durante el proceso porque no se puede crear empleo de un día para otro", ha dicho.

En respuesta a Foro hizo mención del fuerte peso en el PIB autonómico de la actividad industrial, cumpliendo los estándares que promueve la UE. "Junto País Vasco y Cataluña estamos por encima del 20% y queremos mantenerlo", ha añadido.

A Llamazares (IU) le remarcó la importancia de recordar el peso del carbón como fuente de energía para la industria electrointensiva en el conjunto de España y no solo en Asturias. Según Javier Fernández, señalar que la dimensión del riesgo trasciende a Asturias "es buena" en defensa de los intereses del Principado.

Con Ciudadanos fue más duro el presidente asturiano. Javier Fernández recriminó a su portavoz que "no defiende la energía ni el carbón en Asturias", recordando que el rechazo de su grupo impidió una declaración institucional en favor a las centrales térmicas de carbón. "Su posición está subordinada a las directrices de la dirección central de su partido", le espetó, calificando la actividad de "patética".

Pero si con un grupo hubo especial tensión fue con el PP por los reproches sobre el fondo y la forma que le hizo la portavoz y presidenta del partido en Asturias, Mercedes Fernández. La diputada le recriminó falta de "defensa política" de los intereses de Asturias con el carbón y las térmicas. "Dije que iba a pedir que las explotaciones no se cerraran a 31 de diciembre de 2018. Usted no escucha o no se entera", le dijo el presidente.

Igualmente, Javier Fernández aseguró que mantiene la posición comprometida con Aragón y Castilla y León en defensa del sector, igual que en el ámbito de financiación también junto con Galicia.