Javier Fernández reconoce las "condiciones lamentables" de los trabajadores subcontratados

Javier Fernández
ARMANDO ÁLVAREZ
Actualizado 03/03/2017 12:48:09 CET

OVIEDO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, ha reconocido este viernes las "condiciones lamentables" de los empleados subcontratados, al ser preguntado por las condiciones laborales de las trabajadoras de Lacera que desempeñan su labor en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El presidente ha recordado que el Principado trabaja en una cláusula social en los contratos con la Administración para paliar la "mala legislación" laboral existente.

Fernández ha respondido en estos términos al portavoz de Podemos en la Junta General, Emilio León, quien ha alertado sobre la precariedad laboral de este colectivo. Según el parlamentario de Podemos, la empresa que gestiona la limpieza del centro hospitalario ha firmado 3.800 contratos en dos años, de los cuales 3.200 han sido de menos de un mes de duración y "buena parte" de ellos no superaban el día. Esta situación afecta en su mayoría a mujeres mayores de 45 años que perciben "salarios que no llegan a 200 euros diarios".

Al presidente asturiano le ha reprochado que hayan "privatizado la limpieza" del HUCA como si fuera "un aparcamiento" y le ha acusado de haber perdido "credibilidad gubernamental" al permitir que la compañía "incumpla el compromiso de subrogación de las empleadas". "¿Se imagina que una de estas mujeres acude a la ventanilla contra la brecha salarial y la discriminación en el trabajo, si es la Administración la que no cumple?", le ha preguntado.

Por su parte, Fernández ha reconocido la precariedad como "el gran problema" en España, pero le ha recriminado a León que le formule preguntas "emboscadas", evitando así que pueda ofrecer información concreta sobre el colectivo de empleadas al que se había referido el portavoz parlamentario de Podemos.

La Administración, ha dicho, debe contratar en el marco de la normativa vigente aunque este "no sea el más adecuado". De lo contrario, ha afirmado, la intervención reprobaría la actuación del Gobierno. Sin embargo ha confirmado que la intención del Ejecutivo es trabajar en el marco de la concertación social para incluir cláusulas sociales en los contratos relativas a los abusos en la subcontratación.