Un joven de 22 años detenido como autor de la agresión en la Comida en la Calle de Avilés

Publicado 13/04/2018 14:34:41CET

OVIEDO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los agentes de la Policía Nacional de Avilés han detenido al autor material de las lesiones causadas el 2 de abril, durante la jornada festiva de la Comida en la Calle de Avilés, que derivó en la perdida de un ojo del agredido. Se trata de un joven de 22 años sin antecedentes policiales.

Según ha indicado la Policía Nacional a través de nota de prensa, fue pasadas las 21.00 horas de la noche de la pasada Comida en la Calle, cuando el agredido en unión de un grupo de amigos continuaba la fiesta en las inmediaciones de la Plaza del Carbayedo, en el centro de Avilés, uno de sus acompañantes tuvo un enfrentamiento con otro grupo de amigos que también se encontraban celebrando dicha festividad.

A raíz de la disputa, un integrante del segundo grupo propinó dos fuertes puñetazos en el rostro a la víctima de los hechos denunciados, un hombre de 61 años vecino de Riosa, tras lo cual el grupo al que pertenecía el agresor abandonó el lugar de los hechos antes de la llegada de las dotaciones policiales.

Tras interponer la mujer de la víctima la correspondiente denuncia en Oviedo dado que su esposo se encontraba hospitalizado en dicha localidad a consecuencia de las lesiones, los agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Avilés comenzaron las pesquisas tendentes a la identificación del autor de la agresión, comenzando por identificar al grupo de personas que le acompañaban.

Finalmente, tras la identificación del autor, se procedió a su detención como autor material de la agresión. Esta persona, quién se negó a prestar declaración en dependencias policiales, resultó ser un joven de 22 años sin antecedentes policiales.

Según han señalado desde la Policía, este incidente ha dado lugar a una compleja investigación dado el tiempo transcurrido y las circunstancias en que se produjo- "De hecho, las primeras informaciones que fueron facilitadas a la policía por los denunciantes no se correspondían con el incidente en cuestión", han indicado.

Esto ha obligado a una ardua y laboriosa tarea de búsqueda que, en la última semana, se ha saldado con la identificación y entrevistas de un elevado número de personas, discriminando aquellos que pudieron ser testigos de lo sucedido.

Estos últimos han teniendo que pasar por las dependencias de la Comisaría de Policía, para prestar declaración y colaborar en la investigación. Gracias a ello finalmente se ha podido dar con el autor de un "hecho de extrema gravedad", han indicado las Fuerzas de Seguridad, al verse afectado un ojo, y que conlleva una agravación en la pena respecto al tipo básico del delito de lesiones.