El juez decide investigar las condiciones en las que viven perros y gatos en una instalación de Avilés

Polémica instalación en la que viven perros en Avilés.
EP/EL REFUGIO
Actualizado 30/05/2010 14:35:14 CET

OVIEDO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción nº3 de Aviles ha decidido investigar unas instalaciones en las que viven perros y gatos en el Barrio dde La Luz (Avilés) a raíz de la denuncia presentada por la asociación El Refugio que esta personado como acusación. De esta forma, el juzgado estima el recurso presentado por el Refugio, que ya presentó el pasado marzo una denuncia penal por maltrato animal contra la mujer que mantiene las instalaciones. En principio la denuncia fue sobreseída, pero ahora el juez ha estimado el recurso de El Refugio a esa decisión y ha ordenado continuar con el procedimiento, ordenando una serie de diligencias instructoras, entre los que se encuentra la petición al Seprona de que investigue los hechos denunciados, según consta en el auto al que tuvo acceso Europa Press.

Según señaló 'El Refugio' a través de una nota de prensa, la denuncia fue formulada contra la mujer por mantener unas "terroríficas instalaciones" en la que "malviven hacinados" decenas de perros y gatos.

En dichas instalaciones que se encuentran ubicadas en las inmediaciones del barrio de La Luz, Avilés, en la carretera que une la autovía A-8 con este barrio, "los más de ochenta perros y gatos vienen sufriendo supuestamente por parte de sus cuidadores y responsables, y al menos desde hace diez años, un constante estado de abandono y maltrato, con resultado presuntamente de muerte en algunos casos encontrándose las instalaciones en unas condiciones inadecuadas para el cuidado y atención de los animales albergados".

Explicó que cuando llegas a las inmediaciones donde se "hacinan" los más de ochenta perros y gatos allí albergados, se percibe un fuerte hedor "que ya anticipa la terrible imagen de la situación en que se encuentran dichos animales". Señaló que existe un cartel en la entrada que avisa de que 'No se recogen ni entregan animales'.

Los perros y gatos, añadió, comparten su espacio con "toneladas de escombro y suciedad, con ratas, encerrados en jaulas compuestas por palés y somieres". Los animales están sometidos a un "constante encierro", viviendo "entre sus propias heces", sin ningún tipo de higiene, y "condenados a compartir alojamiento con las ratas y pulgas que se mueven entre la basura que les rodea".

Los ladridos, cuando alguien se aproxima, pueden oírse desde muy lejos, comentaron desde El Refugio, añadiendo que la gente del barrio de la luz en Avilés, sabe que viven cerca de ochenta perros y gatos, pero que nadie puede entrar a verlos porque la mujer lo impide.

Según la Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad (Anadel) en el interior de las instalacioens podría haber animales perdidos que sus propietarios no saben que están allí, ya que la mujer no permite pasar un lector de microchip y comprobar así si tienen propietario.

Desde que El Refugio denunció los hechos en marzo, la alcaldesa de Avilés, la socialista Pilar Varela, "no ha hecho absolutamente nada", y permite desde hace muchos años que las instalaciones sigan en funcionamiento. Según El Refugio en algunos casos, algunas instalaciones en que se recogen animales aparentan protegerlos pero en ningún caso lo hacen.

El servicio de recogida oficial del Ayuntamiento de Avilés desde hace más de diez años es El Xelán, una empresa situada en Pola de Siero, que sacrifica más de doscientos perros y gatos al año y recibe 72.000 euros anuales por su recogida y sacrificio, comentaron. Las asociaciones protectoras de la zona demandan desde hace una década un albergue municipal, algo que la alcaldesa, siempre según la versión de El Refugio, les ha negado todo este tiempo, a pesar de que el consistorio se había comprometido a ello en un pleno municipal.

"Han pasado mas de dos meses desde que denunciamos en el Juzgado la situación deplorable de estos perros y gatos y Pilar Varela, alcaldesa del Ayuntamiento de Avilés, no hace absolutamente nada y permite desde hace muchos años que estas deplorables instalaciones sigan funcionando", manifestó el presidente de El Refugio, Nacho Paunero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies