Un juez obliga al Ayuntamiento de Pravia a readmitir a un trabajador, delegado de CCOO

 

Un juez obliga al Ayuntamiento de Pravia a readmitir a un trabajador, delegado de CCOO

Actualizado 29/09/2014 19:22:42 CET

OVIEDO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Juzgado de lo Social de Avilés número 1 ha ordenado al Ayuntamiento de Pravia a que readmita a un trabajador, delegado sindical de CCOO, fue objeto de despido el pasado mes de marzo por finalización del contrato de relevo suscrito en abril de 2009.

   El Ayuntamiento de Pravia suscribió con el trabajador sucesivos contratos temporales desde 16/3/2006, concretamente seis, sin embargo estos contratos no respondían a la realidad. Según el letrado del trabajador, Diego García Diego, "este no se limitó a realizar las tareas para las que fue contratado sino que llevó a cabo otras muchas propias de la actividad ordinaria de la empresa y en consecuencia la contratación había de ser calificada como fraudulenta".

   Según señala el juez "los servicios prestados por el demandante durante todo el tiempo que permaneció vinculado al Ayuntamiento fueron variados, excediendo de los trabajos específicos que se citaban en los contratos de obra o servicio determinados, incluyendo tareas como conductor de vehículos, encargado y otras, siendo utilizado como "comodín" para distintos puestos".

   El juez interpreta que al momento de la finalización del último contrato temporal la relación laboral se había convertido en indefinida desapareciendo por tanto la causa de temporalidad y "de acuerdo con lo expuesto hubo por tanto un despido improcedente".

   El Ayuntamiento de Pravia ha anunciado recurso de suplicación frente al Tribunal Superior de Justicia de Asturias, el trabajador dada su condición de delegado de personal por Comisiones Obreras ha optado por la readmisión siendo efectiva por parte del Ayuntamiento de Pravia.

PRECEDENTES

   Esta no es la primera vez que un juez da la razón a un trabajador despedido en el Ayuntamiento de Pravia. El Juzgado de lo social número 2 de Avilés dictó una sentencia contra el Ayuntamiento al considerar nulo el despido de J.R.F.B. el 9 de junio de este año por un supuesto fin de obra.

   En el fallo la magistrada que instruyó el caso exigió "la readmisión inmediata en las mismas condiciones y con los mismos derechos, con el abono de los salarios generados desde la fecha del despido hasta la readmisión del trabajador a razón de un salario diario de 53,27 euros".

   La sentencia también obligaba al Consistorio a "repetir el concurso oposición de provisión de un puesto de trabajo de palista y subsanar los defectos existentes incorporando las exigencias de capacitación para la manipulación de pala excavadora".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies