La Junta de Personal traslada los problemas del nuevo HUCA a la Inspección de Trabajo

Actualizado 27/06/2014 19:04:11 CET

OVIEDO, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Personal de Área Sanitaria IV ante ha decidido poner en conocimiento de la Inspección de Trabajo los "graves problemas" que se están viviendo en el nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), según han informado a través de una nota de prensa.

   Según la versión de la Junta de Persona, la normativa en materia de prevención de riesgos laborales "se incumple sistemáticamente", con espacios de trabajo "mínimos", inexistencia de salda de descanso, falta de mobiliario, instalaciones inacabadas, falta de limpieza, o presencia de pulgas en las taquillas. "Después de todos los millones gastados en ornamentación y jardinería, no es posible dotar a los trabajador de las condiciones mínimas de trabajo que exige la ley", se quejan estos trabajadores.

   Se han referido como uno de los focos de los problemas al sistema tecnológico, con el programa informático 'Millennium' que genera fallos y que el personal no domina por falta de formación.

   Por lo que se refiere a la accesibilidad han criticado la falta de señalización o problemas estructurales como que no entren camillas en los ascensores de consultas externas. La falta de recursos humanos, sin gente para sustituciones es otro de los problemas que reflejan en su escrito.

   De todos estos problemas culpan a los gestores del traslado del viejo al nuevo HUCA, con el consejero de Sanidad, Faustino Blanco, a la cabeza. "Si esta situación en breve no mejorara, solicitaríamos el apoyo y la colaboración de la ciudadanía y de los trabajadores para iniciar movilizaciones. Señor Consejero: dimita usted. No es competente para su cargo ni saludable para nuestro servicio de salud", alegan.