Las juntas del PP intervenidas por la dirección regional piden la dimisión del secretario general, Fernando Goñi

Actualizado 24/02/2009 21:29:02 CET

OVIEDO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las juntas locales del PP intervenidas por la dirección regional del partido hicieron público hoy un escrito en el que piden la dimisión del secretario general del partido, Fernando Goñi, "por sus acusaciones e imputaciones falsas a miembros del PP de Asturias".

El comunicado fue consensuado por la dirección de las juntas de Allande, Sobrescobio, Teverga, Bimenes, Sariego, Taramundi y Villaviciosa que celebraron hoy una reunión en Oviedo en la que advierten de que "no reconocen ni van a tolerar la imposición de juntas gestoras" al no haber recibido "una notificación de la dirección regional con los argumentos en que fundamentan tal injerencia". Si reciben tal notificación "será estudiada en detalle e inmediatamente impugnada ante el Comité Nacional de Derechos y Garantías", informa el comunicado.

En cuanto a la supuesta pérdida de afiliación y de votantes entre 1995 y 2007, aseguran que tal afirmación "no resiste el más mínimo análisis riguroso puesto que, 49 juntas locales del Partido Popular -y no siete-, incluida la candidatura autonómica, han perdido votos en ese período y, bajo su argumento, también deberían ser objeto de intervención por la dirección regional".

Recuerdan, asimismo, que el Partido Popular "no es una empresa que se rija por criterios de excelencia sino por unos ideales, unos principios y un esforzado trabajo, desde la más grande a la más pequeña de las juntas locales diseminadas por Asturias".

"Todas ellas merecen el respeto y la defensa, que especialmente debe proceder de la dirección regional", informó el sector que se autodenomina "renovador" y que considera que el nuevo secretario general "a dado pruebas suficientes y gravísimas de carecer del perfil de preparación, moderación, capacidad de reflexión y de diálogo imprescindibles para el cargo que Ovidio Sánchez inconscientemente le ha asignado".

Asimismo, los autores del comunicado dicen estar "asustados" porque el presidente regional "autorice y consienta estas actuaciones dictatoriales y abusivas que, a lo único que contribuyen es a crear malestar, crispación y desunión en la familia popular, caldo de cultivo propicio para los rivales políticos".