El jurado valora la "revolución" del trabajo de Charpentier y Doudna

Cristina Garmendia
EUROPA PRESS
Publicado 28/05/2015 13:17:59CET

OVIEDO, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El jurado del Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica ha valorado este jueves la "revolución" que supone el trabajo que las investigadoras Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna realizan en el ámbito de la investigación bioquímica y la modificación genética.

Tras la lectura del fallo en el que el jurado ha otorgado el cuarto premio de la XXXV edición a las dos investigadoras, algunos de los miembros han coincidido en poner en valor su trabajo "por lo sencillo y preciso de la técnica".

Así, la bióloga y ex ministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmendia Mendizábal, ha explicado que la investigación, basada en cómo las bacterias logran defenderse de los ataques de los virus, abre la posibilidad de "editar el libro de nuestra vida", es decir, el genoma.

En concreto, ha señalado que "abre la posibilidad de actuar específicamente allá donde se quiera, corrigiendo mutaciones genéticas y abriendo la puerta a desarrollo de potenciales fármacos".

La investigación de la francesa Charpentier y la estadounidense Doudna ha desembocado en el desarrollo de una tecnología por la que se puede editar el genoma de cualquier ser vivo, activando, desactivando o modificando genes específicos para paliar posibles mutaciones o patologías. Por ello, el jurado ha destacado la universalidad de esta tecnología porque se podrá aplicar en otros ámbitos como la agricultura o la ganadería.

Por su parte, la neurobióloga Mara Dierssen ha revelado que el jurado ha decidido otorgar el galardón a las dos investigadoras "por unanimidad" por haber "constituido un hito" en la biología molecular "gracias a la visión que han tenido para llevar los avances científicos en su disciplina al desarrollo de una tecnología que es una revolución".

Finalmente, el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, ha destacado que ambas investigadoras "se merecían" el premio porque "tienen el mérito de haber identificado, estando en sedes distintas, la importancia del fenómeno por el que una bacteria se defiende de un virus".

"ES COMO UN BISTURÍ QUE PERMITE ACCEDER A GENES ESPECÍFICOS"

Sobre la técnica desarrollada por Charpentier y Doudna, Lora-Tamayo ha explicado que se trata de una tecnología que "a modo de un bisturí" permite interaccionar con los genes, desactivando, activando o modificando estas unidades básicas de información para corregir "cualquier efecto" patológico que pueda derivarse de dichos genes.

Sobre el futuro uso de esta técnica, Lora-Tamayo ha recalcado que sus aplicaciones se verán dictadas por la imaginación de los investigadores, que les orientará en su trabajo.

Charpentier y Doudna habían iniciado sus investigaciones por separado, hasta que en 2012 publicaron un artículo conjunto en la revista Science.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies