Llamazares cree que es un "error" y una "valoración injusta" que no pueda ser el portavoz del Grupo Parlamentario de IU

 

Llamazares cree que es un "error" y una "valoración injusta" que no pueda ser el portavoz del Grupo Parlamentario de IU

Llamazares, Indignado En El Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 14:26:43 CET

Denuncia el "bipartidismo declinante" de PP y PSOE que tiene como "bisagra al nacionalismo"

MADRID/OVIEDO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares considera un "error" que el partido no lo haya nombrado portavoz del Grupo Parlamentario y ha asegurado que este hecho supone una "valoración injusta" de lo realizado en la anterior legislatura cuando él era el único diputado.

Este lunes los once diputados de la coalición IU, Iniciativa per Catalunya (ICV) y la Chunta Aragonesista se repartieron los puestos del grupo parlamentario que estará encabezado por el coordinador general de IU, Cayo Lara, como presidente-portavoz, y tendrá como portavoz primero al cabeza de lista de IU por Sevilla y secretario general del PCE, José Luis Centella, y como segundo al primer diputado de ICV, Joan Coscubiela.

De esta manera, Llamazares cubriría los flancos que no pudieran desempeñar los anteriores y sería el candidato del grupo de izquierdas a presidir una comisión del Congreso. No obstante, se le ofreció el puesto de cuarto portavoz que él mismo rechazó.

"Yo me encuentro cómodo en todas partes y no tengo problemas en ser diputado o portavoz pero creo que lo que ha ocurrido en torno a la portavocía es un hecho puntual aunque creo que es un error y una valoración injusta de lo que hemos hecho durante la legislatura pasada y porque tampoco se valora la pluralidad de voces de la izquierda", ha comentado Llamazares en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press.

Dicho esto, a la frase del entrevistador de que algunos le van a echar de menos como portavoz, el diputado de IU ha respondido irónicamente con que algunos le van a "echar de más" y ha recordado que seguirá siendo portavoz en las comisiones y seguirá hablando en el Congreso como diputado "en función del mandato" que le han dado los ciudadanos. "Tengo muy claro que soy diputado de IU pero tengo un mandato ciudadano que es superior a cualquier representación y, por tanto, yo me debo a él y voy a intentar hacerlo durante toda la legislatura", ha subrayado.

BIPARTIDISMO "DECLINANTE" QUE TIENE COMO "BISAGRA" AL NACIONALISMO

Por otra parte, Llamazares ha vuelto a criticar la decisión de dejar fuera de la mesa del Congreso de los Diputados a IU y ha denunciado que con ese dictamen se acentúa el bipartidismo "declinante" que utiliza como "bisagra" al nacionalismo.

En concreto, la Mesa estará compuesta por cinco diputados del PP --presidente, vicepresidentas primera y tercera y dos secretarías--, tres del PSOE --vicepresidencia segunda y dos secretarías- y uno de CiU, la Vicepresidencia Cuarta.

"Esto es el abrazo de los dos boxeadores en medio de la lona para mantener un bipartidismo declinante aunque, sobretodo, es el miedo a una presencia de una fuerza incómoda como IU, ICV y la Chunta y únicamente quieren tener el sucedáneo que hemos visto durante mucho tiempo y que es CiU aunque luego lo utilicen unos contra otros cuando están en el Gobierno", ha comentado Llamazares.

Además, el diputado de IU ha asegurado que la no presencia de su partido en la Mesa y, por tanto, la "bipolarización" de la vida política, acentúa los "agravios" entre las Comunidades Autónomas. Un agravio que, ha apostillado, es un "buen mensaje" a los ciudadanos.

CRITICA A FORO ASTURIAS POR EL CENTRO NIEMEYER

Respecto a la decisión de que el Principado de Asturias se haga cargo provisionalmente de la gestión del Centro Internacional Cultural Oscar Niemeyer después de que no se haya llegado a un acuerdo con la Fundación del centro, Llamazares ha criticado que Foro Asturias, partido que gobierna en la comunidad, sea "incapaz" de dialogar y cree "más dificultades" donde "no las había".

La Fundación Centro Niemeyer y el gobierno del Principado no llegaron a un acuerdo para que siguiera gestionando el Centro Niemeyer. A dos días de que finalizara la cesión de uso de las instalaciones se dieron por finalizadas las negociaciones ante la reclamación del consejero de Cultura de hacer una cesión temporal mientras se encarga un informe a una auditoría externa.

"Sí había problemas de debate sobre el modelo de gestión pero en absoluto había dificultades que pudieran llevar a la situación actual que es que estamos al borde de que el centro termine cuando es una experiencia muy importante para la cultura y para Avilés. Por tanto, me parece que es una salida que abunda en la crisis política y económica y que no traslada un buen mensaje a los ciudadanos", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies