Luz verde a la primera fase del anillo verde de la ciudad

Ignacio Fernández del Páramo, en un momento de la rueda de prensa.
EUROPA PRESS
Publicado 11/08/2017 14:10:37CET

OVIEDO, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo ha dado este viernes luz verde a la primera fase de la red periurbana de sendas peatonales de Oviedo. Se trata de la primera fase del proyecto del anillo verde de la ciudad, que se concreta en la contratación desde el área de Urbanismo de un estudio por un importe de 48.400 euros, autorizado hoy en Junta de Gobierno.

El documento llega a la Junta de Gobierno tras incorporar las alegaciones planteadas por el Colegio de Ingenieros de Montes, según ha informado el Ayuntamiento a través de una nota de prensa.

El proyecto se propone la recuperación de la red de caminos existentes, evitando los recorridos asfaltados así como protegiendo y conservando las buenas condiciones de tránsito de aquellos que mantienen el firme y sección propios de la zona rural. Donde sea necesario, la senda se completará para configurar recorridos amenos, nunca mediante la apertura de nuevos caminos, sino haciendo uso de servidumbres de paso.

Una de las áreas en la que más incidirá el proyecto, por su extensión y proximidad a la ciudad, será el Monte Naranco, incluido íntegramente en esta iniciativa. La red de sendas estarán accesibles empleando como máximo un tiempo de quince minutos desde cualquier punto de la ciudad.

La inmediatez del casco urbano es una de las características más destacadas del plan así como la mínima intervención, apostando por el "manejo inteligente de la jardinería" y dejando que el tránsito frecuente de los caminos sea la mejor herramienta para su mantenimiento. Además, el diseño de la red siempre permanecerá abierto, de manera que se puedan incorporar nuevas sendas, facilitando la conexión con concejos limítrofes.

"Estamos acercando a Oviedo a los municipios vecinos y rehabilitando una red de conexiones que ha forjado la historia nuestro territorio", explica el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo. "Nuestra intención es que, en la línea de las grandes ciudades europeas, Oviedo aproveche todo el potencial verde para el disfrute de sus vecinos y vecinas", sostiene el concejal. "Estamos actuando ya en el Monte Naranco a través de los Planes de Empleo y este será el siguiente paso", añade.

Esta iniciativa municipal también contempla la elaboración de un inventario de elementos del patrimonio cultural, arquitectónico y etnográfico de interés, incluyendo núcleos rurales, caserías, obras públicas, arquitectura religiosa, civil, hórreos, paneras y otros bienes vinculados a la explotación agraria tradicional, con hitos de interés de los recorridos propuestos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies