La madre que retuvo tres meses a su hija en Ourense afirma que "quería protegerla" de su exmarido

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La madre que retuvo tres meses a su hija en Ourense afirma que "quería protegerla" de su exmarido

Publicado 08/11/2016 19:23:36CET

La policía cree que la niña pudo haber estado en el bloque de su familia materna y el padre señala que creía que estaba secuestrada

OURENSE/OVIEDO, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La madre de la niña asturiana C.M.G. retenida en 2013 durante tres meses en Ourense en contra de la decisión judicial de la Audiencia Provincial de Asturias --que había concedido la custodia a su padre-- ha justificado su decisión en que "quería protegerla" de su exmarido.

Además, ha argumentado que consideraba que para la entrega debería haber existido un acuerdo entre ambos para matricularla en un colegio de Oviedo.

Así lo ha señalado M.G.M. este martes durante el juicio en el Juzgado de lo Penal de Ourense, donde se la juzga por un delito de sustracción de menores, debido a no haber entregado a la menor a su exesposo en abril de 2013.

Entonces, este viajó hasta Ourense para recogerla tras haberla matriculado en un colegio de la capital asturiana, el requisito que le exigía la Audiencia Provincial de Oviedo para la entrega.

TEMOR A QUE ESTUVIERA FUERA DE ESPAÑA

Por su parte C. M. ha declarado haber sentido que su hija, que en esos momentos tenía seis años, "estaba secuestrada" durante los tres meses que no tuvo noticias de la menor y que llegó a pensar que "la niña estaba fuera" de España.

El progenitor llegó a esta conclusión tras haber constatado personalmente que no acudía a clases en su colegio de Ourense y tras haberle confirmado la policía "que no la encontraban".

El hombre ha insistido en que un fallo de la Audiencia Provincial de Oviedo le otorgaba el derecho de matricular a su hija en un colegio sin necesidad de contar con el acuerdo de su ex pareja y que tras varias visitas infructuosas al centro escolar ourensano en el que estaba matriculada la pequeña tuvo que pedir la entrega del expediente escolar a través de los juzgados.

En el juicio, la madre ha negado haber pensado en ningún momento secuestrar a la menor y ha asegurado que solo "intentaba protegerla" y buscar una vía legal para que la pequeña no tuviera que vivir con su expareja, que durante el matrimonio la había "maltratado psicológica y físicamente".

Así, ha recordado que en la fecha de los sucesos estaba a la espera de una contestación para la adopción de medidas urgentes para la protección de su hija, que finalmente fue desestimada, y que "había entendido que tenía que llegar a un acuerdo" con su exesposo para matricular a la pequeña en Oviedo antes de entregársela.

LA MADRE AFIRMA QUE HACÍAN UNA VIDA NORMAL

La mujer ha negado haber cambiado de domicilio ni haber ocultado a la pequeña entre abril y junio de 2013 y en esta línea ha señalado que la niña "hacía una vida normal".

Este extremo ha sido rechazado por el inspector jefe de la brigada judicial encargada de encontrar a la pequeña porque entre el 16 de abril y el 16 de junio, fecha de la investigación, la niña "no fue al colegio" ni se la pudo observar en ningún momento durante las "vigilancias discretas" a las que fue sometido el edificio en el que residía.

Durante el juicio varios agentes coincidieron en resaltar que los abuelos de la menor declararon "no saber" donde se encontraba la niña, salvo que estaba de viaje con su madre y que no tenían contacto telefónico con ellas.

Varios agentes coincidieron en que la menor podría haberse encontrado dentro del edificio donde residía habitualmente y en el que también tienen vivienda varios de los miembros de la familia materna.

EL JUICIO, SUSPENDIDO HASTA EL DÍA 16 DE NOVIEMBRE

El juicio se ha suspendido por la ausencia de una testigo que iba a declarar por videoconferencia. Está previsto que se reanude el 16 de noviembre, a las 10,00 horas, con esta declaración.

El ministerio fiscal solicita una condena de dos años de prisión para la madre de la niña por un supuesto delito de sustracción de menores y también reclama su inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad durante cuatro años.

La acusación particular aumenta la petición de condena a cuatro años de prisión por delito de sustracción de menores y la inhablitación del ejercicio de derecho de patria potestad durante seis años.

Por su parte, la defensa ha reclamado este martes la nulidad por considerar que la mujer no recibió requerimiento personal ninguno en el que se la informase sobre la resolución del 11 de marzo de 2013 de la Audiencia Provincial de Oviedo que atribuía la custodia de la niña a su padre, estableciendo que la entrega de la menor debía hacerse efectiva en el momento en que se acreditase la existencia de una plaza de escolarización en Oviedo.

También ha pedido la nulidad del juicio "por impedir el derecho de la menor a ser oída y escuchada" por el juez.

LOS HECHOS

El 26 de marzo de 2013 la Audiencia Provincial de Oviedo dictaba una diligencia de ordenación considerando acreditada la matrícula de la menor en un centro escolar de Oviedo lo que motivó que el 30 de marzo el padre comunicase a su exmujer la intención de ir a Ourense a recoger a su hija para llevarla a Oviedo.

Al no encontrar a nadie en la casa de su excónyuge en la fecha acordada presentó una demanda de ejecución forzosa en proceso de familia para que la acusada entregase a su hija en Oviedo. Finalmente la entrega tuvo lugar el 17 de junio de 2013.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies