Marisa Ponga recoge en Santander el reconocimiento de Unicef a la capital como Ciudad Amiga de la Infancia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Marisa Ponga recoge en Santander el reconocimiento de Unicef a la capital como Ciudad Amiga de la Infancia

La concejala de Atención a las Personas e Igualdad, Marisa Ponga.
AYTO OVIEDO
Publicado 15/11/2016 14:12:45CET

55 municipios se convierten en Ciudades Amigas de la Infancia y UNICEF les pide más políticas a favor de los niños

SANTANDER/OVIEDO, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La concejala de Atención a las Personas e Igualdad, Marisa Ponga, ha recogido en Santander, en representación del Ayuntamiento de Oviedo, el sello de Ciudades Amigas de la Infancia (CAI) que otorga Unicef. Un total de 55 municipios españoles han recibido por primera vez el sello, un reconocimiento a su labor en el fomento de la participación de los niños y la defensa de la infancia a través de las políticas locales, iniciativas en las que desde UNICEF se les ha instado a perseverar para "situar a la infancia en el lugar que ese merece por derecho propio".

En un acto celebrado este martes en el Paraninfo de la Magdalena de Santander, el programa CAI ha entregado este martes sus reconocimientos de este año 2016, en el que otros 25 ayuntamientos han renovado el sello, tres de ellos con mención de excelencia, y 44 consistorios, asociaciones, fundaciones o centros escolares han recogido premios por sus buenas prácticas.

El programa está impulsado por UNICEF Comité Español, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y el Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia (IUNDIA) y pretende impulsar y promover la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en el ámbito local.

Representantes de estas instituciones, así como del Ayuntamiento de Santander como entidad anfitriona, han sido los encargados de destacar los logros alcanzados por los municipios españoles en la promoción de los derechos de los niños pero también de los retos que tienen por delante a medio y largo plazo.

COMPROMISO POLÍTICO Y SOCIAL

El presidente de UNICEF Comité Español, Carmelo Angulo, ha destacado que España cuenta ya con 170 municipios dentro del programa pero les ha instado a seguir trabajando porque CAI "es más que un sello, implica un compromiso político y social con la infancia a medio y largo plazo".

Para Angulo, recibir este sello es el "comienzo de una transformación radical del municipio", con la implementación de políticas que tiene un "impacto real" en la vida de los niños y elegir "ser una ciudad donde los derechos sean patentes y verdaderos".

Y es que la "musa" del programa es la Convención de los Derechos del Niño y, por ello, se reconoce su puesta en marcha y cumplimiento a pesar de que esto es "un deber" en un Estado firmante de la misma. "Nuestra aspiración y vocación es que todos los municipios de España apostasen por cumplir la convención", ha añadido el presidente de UNICEF.

Ha manifestado que comprende que iniciar el camino puede ser "complejo y fatigante" porque conlleva elaborar un plan de acción concreto, un mecanismo de coordinación y seguimiento y elementos para que la participación infantil sea "real y no sólo cosmética". "Pero merece la pena y los municipios que aún no se han sumado al programa están perdiendo la inestimable oportunidad de ser agentes de cambio", ha apostillado.

Aunque las administraciones locales como las cercanas son las que pueden empezar a cambiar la "realidad" de los niños, ha indicado que desde UNICEF se apuesta también por implicar a los gobiernos autonómicos --ya tiene firmados 13 pactos autonómicos por la infancia-- y el Estado en la defensa de los derechos de la infancia porque la coordinación de todos puede lograr acciones "más eficaces".

Para ello, Angulo ha señalado que es necesaria la "voluntad política" de realizar inversión en este tipo de políticas que son "importantes" para erradicar la pobreza y las desigualdades y es que, ha enfatizado, en España uno de cada tres niños se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, "casi tres millones de niños de los aproximadamente 8,2 que hay".

"España tiene ante sí la oportunidad única de ser un País Amigo de la Infancia, lo que supone apostar por la defensa de los derechos de los niños y su bienestar y esto sea prioritario en las políticas y las partidas presupuestarias", ha indicado.

APOYO DEL ESTADO, TAMBIÉN CON FINANCIACIÓN

Por su parte, la subdirectora general de Infancia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Regina Mañueco, ha destacado el apoyo del Estado al programa CAI desde sus inicios.

Un apoyo que, ha dicho, no sólo es técnico e institucional sino también "financiero" mediante las subvenciones que se conceden al programa con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

"La razón de este apoyo es el convencimiento profundo de que este programa constituye un instrumento muy útil para conseguir la aplicación efectiva de la Convención de los Derechos del Niño en el ámbito local", ha indicado Mañueco, que ha recordado que precisamente este año España ha remitido a Naciones Unidas el informe sobre su aplicación.

En ese documento, ha ensalzado, figura el programa CAI como "una figura emblemática de participación infantil", promovida desde la administración local, que juega un papel "esencial" en la promoción de esa participación y como garante del cumplimiento de sus derechos pero también para que los niños adquieran valores de una "ciudadanía responsable, tolerante y solidaria".

SANTANDER, CIUDAD AMIGA DE LA INFANCIA DESDE 2014

La capital cántabra, anfitriona de la entrega de estos reconocimientos, cuenta con su sello CAI desde 2014 y su alcalde en funciones, César Díaz, ha ensalzado que el Consistorio constituyó hace cinco años el Consejo Municipal de Niños y Niñas para que manifestasen sus necesidades y realizasen sus propuestas respecto a cualquier actuación municipal.

En una ciudad con unos 28.000 niños, Díaz ha destacado que el Ayuntamiento quiere seguir mejorando la atención que presta a los niños y adolescentes y, por ello, está trabajando en la elaboración del II Plan de Infancia y Adolescencia que incluirá las propuestas de los niños y jóvenes, las familias, los centros educativos y las asociaciones que trabajan con menores.

"Ser una Ciudad Amiga de la Infancia constituye un importante reconocimiento" pero también "un aliento y acicate para que los niños tengan cada vez más participación y oportunidades y que su calidad de vida aumente día a día porque representan el presente y el futuro de nuestro país", ha manifestado César Díaz.

En el acto también han intervenido la presidenta del UNICEF Comité Cantabria, Esperanza Botella; la directora del Instituto Universitario de Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia (IUNDIA), María de los Ángeles Espinosa; y el subdirector de Derechos Sociales de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Javier de Frutos González.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies