MCA-UGT rechaza el impuesto verde al perjudicar "de alguna forma" el desarrollo empresarial

Actualizado 23/11/2015 13:00:27 CET

El PSOE cree compatible la existencia de la siderurgia con el entorno y protección ambiental

GIJÓN, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de MCA-UGT en Asturias, Eduardo Donaire, se ha mostrado este lunes en contra del llamado impuesto 'verde' - condicionante de un acuerdo presupuestario entre IU y PSOE-- y más en concreto lo que tiene que ver con los residuos industriales, al perjudicar "de alguna forma" el desarrollo empresarial en la región. "Como sindicato no nos gusta, creemos que hay que hacer una apuesta por la empresa", ha dicho en Gijón con referencia a Arcelor.

Así lo ha indicado, en rueda de prensa tras mantener un encuentro en la sede del sindicato sobre Arcelor con responsables del PSOE, entre ellos la número uno al Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, y el portavoz socialista municipal en Gijón, José María Pérez.

Donaire, asimismo, ha opinado que el Principado "a veces se pasa" con los expedientes medioambientales abiertos a Arcelor. Dicho esto, ha estado a favor de que se proteja el Medio Ambiente, pero ha considerado que es "más bueno hablar mucho" y que sea la empresa quien "voluntariamente" aplique medidas para contaminar lo menos posible.

Ha señalado, asimismo, que no entiende lo que se dice de que hasta 2017 no estará acabado la mejora de algunas instalaciones como el Sinter de Gijón, inversión que según él tenía que haberse hecho "antes".

Ha recalcado, además, que Arcelor en Asturias es "la joya de corona", pero ha matizado que "la corona, cuanto más limpia esté, mejor". Es por ello, que ha visto bien exigir que las industrias contaminen "lo menos posible", pero no añadiendo más costes. "Una corona sucia, llena de humo, puesta en la cabeza de los asturianos queda fea", ha apuntado sobre Arcelor.

"Cerrando la empresa desaparece todo", ha exagerado respecto a acabar con la contaminación, a lo que ha añadido que esa "no es la fórmula". Ha indicado, además, que la solución puede ser el ser coercitivo y poner alguna multa y algún impuesto, pero dependerá en qué grado se incumpla la norma.

Con todo, ha resaltado que es bueno que haya presupuesto, aunque ha mostrado sus dudas a que la consecuencia sea que haya impuesto 'verde'. Ha insistido, en este caso, en que sería "muy malo" que no hubiera presupuesto regional en 2016, por lo que ha hecho un llamamiento a los partidos políticos, ya que ir a una prórroga presupuestaria sería "nefasto". "Los que estén en el Gobierno tendrán que jugar eso", ha dicho sobre aceptar o no el condicionante del impuesto 'verde' para que haya presupuesto.

MEDIDAS COMPATIBLES

Por parte del PSOE, Pérez ha defendido la adopción de sanciones a quien no cumple con la norma, sea Arcelor o cualquier otra empresa. Ha incidido, en este sentido, en que es un problema para el conjunto de la sociedad el que se incumplan algunas de las normas.

No obstante, se ha mostrado convencido de que Arcelor tendrá un papel fundamental en la economía asturiana en los próximos años y ha visto compatible el mantenimiento de esta industria en la región con el entorno y la protección ambiental. Ha reiterado, además, que los socialistas no van a aplicar medidas que cuestionen el desarrollo empresarial en la región.

También ha apuntado que el problema de la contaminación y el control a la industria requiere de medidas, al margen de regionales, de carácter nacional y europeo. Ha hablado, en este caso, sobre crear elementos que compensen la diferencia de costes con otras industrias que vienen a competir "en algunos casos de manera desleal".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies