Mineros del Bierzo (León) continuarán con la huelga hasta que Victorino Alonso retire los 65 expedientes sancionadores

Actualizado 19/09/2012 20:12:32 CET

LEÓN, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los mineros dependientes de Uminsa y Coto Minero Cantábrico en el Bierzo (León) y Asturias han decidido continuar con la huelga hasta que el grupo empresarial de Victorino Alonso retire los 65 expedientes sancionadores incoados a los miembros del comité de huelga y que podrían derivar en despidos.

Los trabajadores de las explotaciones de cielo abierto mantienen un paro desde el pasado día 23 de agosto ante la modificación de las condiciones de trabajo planteadas por el grupo Victorino Alonso que repercuten en una disminución de las horas extras y, por tanto, en una reducción salarial valorada en 200 euros.

Ante esta situación, la empresa ha comunicado a 65 miembros del comité de huelga la apertura de un expediente sancionador por "falta muy grave" entendiendo que han dejado de desempeñar sus funciones que incluye "el velar por la integridad de sus trabajadores que libremente deciden acudir a su puesto de trabajo".

Según ha explicado fuentes oficiales del grupo Victorino Alonso a Europa Press, estos trabajadores han impedido el acceso a los mineros a los pozos "de manera coercitiva, bajo insultos y amenazas".

Otra de las razones en las que la empresa fundamenta la apertura de dichos expedientes es que los piquetes realizados por los mineros en el parque de La Lomba, en Columbrianos, y en el parque de Cubillos del Sil han impedido la salida de camiones y el transporte del carbón, provocando un "prejuicio enorme" a la empresa que no ha podido cumplir con "sus compromisos adquiridos".

Pero estos expedientes no han servido a los trabajadores para desconvocar la huelga sino que en una asamblea celebrada el martes han decidido continuar con su paro indefinido y han puesto como premisa para volver al tajo que la empresa "retire los despidos planteados, los actuales o los que pueda haber en un futuro", explicó el secretario provincial de MCA-UGT, Manuel Luna.

De momento, los mineros expedientados tienen un plazo de 72 horas para redactar las correspondientes alegaciones que luego motivarán la decisión de la empresa de despedir o no.

PIQUETES A LA ENTRADA DE SANTA CRUZ

Por otra parte, los trabajadores de la mina de interior de Santa Cruz del Sil, que habían decidido volver al trabajo, han protagonizado un enfrentamiento verbal esta mañana con los mineros que estaban formando un piquete a la entrada del pozo.

"Hubo un intercambio de acusaciones entre ambos bandos, lo normal en estos casos, pero los mismos trabajadores decidieron dar la vuelta y volver a sus casas", ha explicado Manuel Luna.

Según el sindicalistas, muchos de estos mineros se han acercado esta mañana al cuartel de la Guardia Civil bien para "pedir protección a la entrada del pozo, o bien para interponer alguna denuncia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies