La 'niña rebelde' de Gijón ingresa hoy en un centro de acogida del Principado

Actualizado 26/06/2007 20:35:50 CET

OVIEDO/GIJÓN, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La niña gijonesa de 13 años, cuya madre pidió a la Administración que se hiciese cargo de su guarda, ingresó hoy en un centro de acogida de la región, según confirmó a Europa Press la propia madre, Mónica López.

López decidió recurrir en el mes de abril a los medios de comunicación para que el Principado se hiciera cargo de su hija, ya que no podía hacer frente al caracter violento de la menor y la situación le resultaba insostenible. El asunto fue conocido popularmente como el de la 'niña rebelde'.

La Comisión del Menor, dependiente de la Consejería de Vivienda y Bienestar Social, había recogido la petición de la madre, tomando finalmente el martes 5 de junio la decisión de asumir la guarda de la niña, que finalmente se ha formalizado hoy.

En un principio, tanto Principado como la propia madre señalaron que la fecha para reunirse sería la de mañana, miércoles. No obstante, según reconoció hoy la madre, la decisión se ha tomado hoy para llevar la situación con la "discreción necesaria".

Según explicó López, la menor se encuentra en una casa con un grupo de niños "con el mismo problema que ella", donde estará atendida por especialistas y profesionales "las 24 horas del día".

La idea es que la niña esté tiempo en ese entorno "para que los mencionados especialistas tengan tiempo para trabajar", según matizó López. Sobre el tiempo del internamiento, López comentó que no hay ningún plazo preestablecido. "Irán poco a poco y calculan que no tendrá salidas en unos 15 o 20 días", señaló. No se descarta que a partir de esa fecha, la niña pueda trasladarse a su domicilio los fines de semana.

A pesar de que el internamiento era lo que pedía López desde un primer momento, señaló que hoy, cuando se separó de su hija, lo pasó "muy mal". No obstante, dijo que se trata de una "ayuda" que, al fin y al cabo, va a ser para su hija. "Todo lo que se haga será supervisado por mí", comentó López, que señaló que el trabajo de la niña no se reducirá sólo al marco del centro de acogida, sino también cuando acuda al domicilio, de manera coordinada, para intentar solucionar el "trastorno de conducta" que tiene su hija.