Piden 10 años de cárcel para un procesado por provocar un incendio en una sucursal bancaria de Gijón

 

Piden 10 años de cárcel para un procesado por provocar un incendio en una sucursal bancaria de Gijón

Publicado 07/04/2015 15:14:51CET

OVIEDO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita 10 años de prisión para un procesado por provocar un incendio en septiembre de 2013 en una sucursal bancaria de Gijón, en la que en ese momento había empleados y clientes en su interior. La vista oral se celebrará este miércoles, 8 de abril, en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón, a las 10.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que el procesado, sobre las 12.40 horas del 4 de septiembre de 2013, se dirigió a la sucursal del Banco Santander de la Plaza Florencio Rodríguez de Gijón, con una bolsa de plástico precintada que contenía 8 litros de gasolina y con ánimo de prender fuego al local, a sabiendas de que en su interior se encontraban en ese momento clientes y empleados, y que el inmueble constaba, además del bajo, de 5 plantas destinadas a viviendas.

Así, una vez allí, entró en la oficina, rompió el precinto de la bolsa y comenzó a derramar la gasolina, llegando a salpicar con el líquido a un cliente del banco y a una empleada, quien, al intentar abandonar el lugar precipitadamente, resbaló y cayó sobre la gasolina.

A continuación, el procesado prendió fuego con un mechero que llevaba, con el consiguiente peligro para las personas que se encontraban allí y, en particular, para las que estaban mojadas con la gasolina. Además, el procesado apiló sillas y ordenadores, con la intención de provocar un fuego de mayores dimensiones .

El incendió fue sofocado por los Bomberos y, como consecuencia de los hechos, se produjeron daños materiales en la sucursal por importe de 21.546,70 euros, más IVA, a los que hay que sumar 1.079,93 euros del coste de ordenadores y cámaras de seguridad dañados. Asimismo, la entidad tuvo que permanecer cerrada hasta su reparación, ocasionándose por ello perjuicios que no habían sido valorados en el momento de redactarse la acusación de la Fiscalía. El coste del servicio de los Bomberos ascendió a 562,10 euros. La empleada del banco sufrió daños en un bolso, que resultó inservible, valorado en 128 euros.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de incendio y solicita que se condene al procesado a una pena de 10 años de prisión, inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante la condena y abono de las costas procesales.

Además, en concepto de responsabilidad civil, se solicita que el procesado indemnice al Banco Santander con 22.626,63 euros y en la cuantía que resulte determinada en ejecución de sentencia por los perjuicios ocasionados por el cierre de la sucursal, y, en su caso, a la aseguradora, en la cantidad que resulte acreditada por los pagos que hubiera hecho al banco como consecuencia del siniestro. Se solicita además que indemnice a la empleada de la sucursal con 128 euros y al Ayuntamiento de Gijón, con 562,10 euros por la extinción del incendio, todo ello más los intereses legales.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies