Piden dos años de cárcel para un gijonés que se quedó con 6.000 euros de fianza de la compraventa de un piso

Actualizado 12/09/2010 15:33:19 CET

GIJÓN/OVIEDO, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía solicita para un hombre de 58 años, J.J.F.L., una pena de dos años de prisión al quedarse con el depósito de 6.000 euros de una operación de compraventa de un piso en la que actuaba como intermediario, bajo el pretexto de que era parte de sus honorarios, según el informe fiscal recogido por Europa Press.

El acusado también se enfrenta al pago de una multa de ocho meses con cuota diaria de 12 euros y el abono de 6.000 euros más los intereses a quien depositó la fianza. El juicio se celebrará el próximo día 16, a las 10.20 horas, en el Penal 1 de Gijón.

Los hechos se remontan al 5 de enero de 2006, cuando las dos víctimas, un hombre y una mujer, celebraron un contrato de arras para la adquisición de una vivienda propiedad de R.B.C., operación en la que el imputado actuó como mediador inmobiliario.

Asimismo, los futuros compradores entregaron al procesado 6.000 euros en concepto de señal, aunque pasados seis meses la compraventa no se llegó a materializar, llegando ambas partes implicadas a dar por concluido el acuerdo y comunicándoselo al imputado.

Los compradores interpusieron una demanda de conciliación, cuyo acto fue celebrado el 14 de noviembre de 2007 y en el que el procesado reconoció haber recibido el dinero. No obstante, argumentó que no procedía su devolución hasta que se estipulara quién debía recibir la señal. También cifró sus honorarios en 8.993,53 euros.

Además, el acusado interpuso una demanda, el 11 de diciembre, contra la parte compradora y vendedora para reclamar sus honorarios y en la que pedía que los 6.000 euros de señal se le asignaran como pago parcial de los mismos.

No obstante, el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Gijón, por sentencia de 6 de junio de 2008, desestimó parcialmente su petición y fijó sus honorarios en 1.500 euros a cargo del comprador.

Asimismo, se rechaza el que se pueda quedar con la señal, al pertenecer al vendedor. La sentencia fue ratificada por la Audiencia Provincial el 6 de marzo de 2009. Pese a los fallos judiciales, el imputado se ha negado a la devolución del dinero.