Piden una multa de 3.600 euros y trabajos a la comunidad para un hombre que condujo borracho por la calle Uría

Actualizado 01/10/2011 14:30:27 CET

OVIEDO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El fiscal pide una multa de 3.600 euros, 40 días de trabajos a la comunidad y privación de conducir vehículos durante dos años por un delito contra la seguridad vial para un hombre de 51 años que condujo borracho por la calle Uría de Oviedo, se dio a la fuga de la Policía y chocó contra la Fábrica de Armas de Oviedo.

Asimismo, el acusado indemnizará subsidiariamente, con su compañía de seguros, al Ministerio de Defensa con 10.864,84 euros por los daños materiales que causó en la Fábrica de Armas. El juicio se celebrará el 5 de octubre en el Penal 3 de Oviedo a las 10.30 horas.

Los hechos ocurrieron a las 03.45 horas del 8 de enero de 2010, cuando el acusado, Sabino Graciano F.R., fue sorprendido por los agentes de la Policía Local de Oviedo conduciendo su turismo, un Audi A-8, por la calle Uría de la capital asturiana, pese a tener "sus facultades psicofísicas notablemente mermadas como consecuencia de las bebidas alcohólicas que había consumido con anterioridad, por lo que carecía de la debida capacidad para una conducción segura", indica el escrito de la Fiscalía.

Al observar la presencia policial, desoyó las indicaciones de alto e inició una fuga "a gran velocidad" por diversas calles de la ciudad como Argüelles, Jovellanos, Azcárraga y Campo de los Patos, y se introdujo por la calle Adelantado de la Florida donde "debido a la alta velocidad que llevaba y al estado de embriaguez que presentaba, perdió el control del vehículo y se salió de la vía hasta chocar contra el muro perimetral de la Fábrica de Armas, donde quedó detenido".

Como consecuencia, se produjeron daños materiales en el inmueble, perteneciente al Ministerio de Defensa, cuya reparación se estima en 10.864,84 euros.

Al acusado no se le pudo practicar la prueba de la alcoholemia hasta cuatro horas después, siendo el resultado de dos controles de 0,10 y 0,09 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado. No obstante, "en el momento de los hechos la tasa de alcohol en sangre que pudiera presentar sería superior a 1,05 gramos de alcohol por litro de sangre", señala el escrito fiscal.