Piden tres años de cárcel para dos acusados de estafar 10.000 euros a una mujer con falso cupón premiado

Publicado 14/05/2018 5:59:52CET

OVIEDO, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita para dos acusados una condena de tres años de prisión por estafar a una mujer a la que pararon en una calle de Oviedo y que les entregó 10.000 euros a cambio de un falso billete premiado de la ONCE. El Fiscal pide además para los acusados el abono de una indemnización, conjunta y solidaria, a la víctima de 10.000 euros.

La vista oral está señalada para este lunes, 14 de mayo, en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 11.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que los acusados, de común acuerdo, sobre las 11.30 horas del día 8 de julio de 2014, cuando la víctima caminaba por la calle Quintana de Oviedo se le acercó uno de ellos, que le preguntó por una calle, le dijo que estaba recién operado y le pidió ayuda para cobrar diez cupones de la ONCE, que según él estaban premiados y que no se podía fiar de la gente por si le engañaban.

La mujer le indicó dónde podía cobrar los cupones y le manifestó que podía acompañarle si tenía miedo de que se los quitara alguien, momento en que apareció la segunda acusada, que apuntó que ella iría a comprobar si los cupones estaban premiados o no y que luego vendría a decírselo.

Efectivamente, la chica se fue para volver momentos después portando una supuesta lista con los cupones premiados del mes y manifestar que los que mostraba el acusado lo estaban con un total de 360.000 euros, 36.000 cada uno.

Fue entonces cuando la mujer procesada añadió que debían acompañar al joven, el otro acusado, a un banco para ingresar los cupones y que para que él confiara en ellas tenían que sacar cada una la cantidad de 10.000 euros y el chico les daría a cambio un cupón premiado, es decir 36.000 euros, a cada una de ellas. La acusada le aseguró repetidas veces que era abogada y que lo que le proponía era lícito y se podía hacer.

También le dijo que iba a por su coche y que volvería a recogerlos, lo que así hizo, subiéndose al vehículo la víctima y el acusado se dirigió entonces a la calle de Valentín Masip, donde se apeó, para regresar diciendo que ya tenía sus 10.000 euros que había sacado de su banco, al tiempo que le mostraba un sobre donde supuestamente estaba el dinero.

En ese momento los acusados le pidieron a la víctima que sacara ella sus 10.000 mil euros y como ella manifestó su extrañeza, diciendo que para cobrar unos cupones no hacía falta en modo alguno que ella sacase dinero de su cuenta, ellos le dijeron que era para probar su buena fe y poder fiarse de ella, que luego se los devolverían y le entregarían un cupón por su ayuda.

La mujer accedió entonces y se dirigió a la oficina del Banco Santander de la calle de Valentín Masip, donde le dijeron que sólo podrían darle 3.000 euros, por lo que fue a la oficina del Banco Santander de la calle Uria, donde sacó de su cuenta los 10.000 euros.

Los acusados esperaron en el coche a la mujer, que al regresar les mostró el dinero, y los tres emprendieron la marcha en el vehículo, momento en que el acusado manifestó que se encontraba mal debido a su reciente operación y le pidió a la mujer que le fuera a comprar un pincho y una bebida, a lo que aquélla accedió. La mujer se bajó entonces del vehículo, dejando el sobre con su dinero en el interior, momento en que los acusados emprendieron la huida.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de estafa.

Contador