El Pleno aprueba 2,5 millones de euros para la Renta Social pese a las quejas del PP por el "efecto llamada"

Publicado 14/06/2017 12:18:51CET

PP y Ciudadanos se quedan solos en su idea de adquirir la marca de la Semana Negra

GIJÓN, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Corporación gijonesa ha aprobado este miércoles por mayoría en el Pleno, con los votos a favor de Foro, XSP e IU, en contra de PP y Cs y abstención del PSOE, de una modificación presupuestaria de 5,2 millones de euros, casi la mitad (2,5 millones) destinado a la Renta Social Municipal, provenientes del remanente de 2016 de la Fundación Municipal de Servicios Sociales (FMSS).

En este punto, tanto Ciudadanos como el PP han criticado el incremento de la partida para la segunda convocatoria de la Renta Social, mientras que IU, por el contrario, ha dicho tener dudas sobre si la cantidad será suficiente.

En el caso de Xixón Sí Puede, la edil Nuria Rodríguez ha rechazado un "efecto llamada" como ha señalado el PP, al tiempo que ha considerado "incontestable", al contrario de lo sostenido por los 'populares', que es más barato y eficaz la remunicipalización del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Sobre el posible "efecto llamada", Foro ha incidido en que esta Renta Social está enfocada "por y para los gijoneses", a lo que ha añadido que hay mecanismos para asegurar que sea para ellos, como la exigencia del empadronamiento de al menos un año.

Otras partidas de la modificación se destinarán al pago de nuevas contrataciones y otras previstas -algunas relacionadas con la Renta Social-- (415.000 euros); incremento de las becas comedor (205.000 euros); incremento del servicio de Ayuda a Domicilio; y convenios con diversas entidades como Proyecto Hombre.

En el caso de Ciudadanos, se ha aprobado por unanimidad implementar medidas en materia de transparencia acerca las entidades que reciban subvenciones municipales, el destino de las mismas y la justificación de gastos.

SEMANA NEGRA

No ha salido adelante, no obstante, una proposición del PP, enmendada por Ciudadanos, para que el Ayuntamiento se haga con la marca y control de la Semana Negra, al considerar que este certamen se quedó en "un festival de los años 80". Una propuesta que solo ha contado con el voto a favor de estos dos grupos, y en contra del resto.

El concejal 'popular' Pablo González ha criticado, en este sentido, que la organización del festival ya trató de "chantajear" con llevar a Oviedo el festival si no conseguían la subvención que pedían. Sobre esta ayuda, ha incidido en la necesidad de que se justifique en que se empleó el presupuesto previsto por parte de unos organizadores que, según él, "no sueltan la marca". Como contrapunto, ha puesto de ejemplo el festival Getafe Negro, del que el Ayuntamiento tiene la marca pero saca a concesión la organización del mismo, algo que cree que se podría hacer en Gijón también.

En cuanto a Cs, el portavoz, José Carlos Fernández Sarasola, ha mostrado dudas ante la justificación de gastos del festival y al hecho de que no fueran capaces a reducir su deuda pese a tener 9.000 euros de beneficios en 2016. Es por ello, que se pretendía que el Ayuntamiento no firme ningún convenio más que no suponga la cesión de la marca o el control de la misma, de forma que se haga un festival que aúne ocio y cultura pero dignificando la imagen del certamen.

Por parte de IU, la edil Ana Castaño ha retado a Cs y PP a decir que no les gusta la Semana Negra y que piensan que allí "se juntan unos rojos, gente de mal vivir e inmigrantes", ha ironizado. Asimismo, ha recalcado que "nunca" había visto al PP defender al Semana Negra ni en ninguna de las presentaciones del festival, del que tienen, según ella, una visión "muy sectaria".

Por contra, Castaño ha destacado que la Semana Negra realiza una importante labor cultural y por tanto se subvenciona, ha defendido. Ha bromeado, asimismo, con que al PP le sale "un sarpullido" al oír hablar de semanas negras, ya que estas están más vinculadas a la corrupción en este partido.

Con todo, les ha conminado a que dejen de echar lodos sobre la marca de la Semana Negra y ha incidido en que si se subvenciona con 100.000 euros no se puede pretender que justifiquen los 590.000 euros del presupuesto total. "Cuidado con caer en la arbitrariedad y que haya dos varas de medir", ha advertido, para recalcar que hay convenios con otras entidades que se exigen otras cosas. Además, ha señalado comprar la marca de la Semana Negra costaría muchísimo más que el dinero que destina el Ayuntamiento a través del convenio.

Por parte de Xixón Sí Puede (XSP), su portavoz, Mario Suárez, ha compartido la exigencia de transparencia a cualquier entidad que reciba subvención, pero "de la misma forma", ha matizado. Ha aludido a los numerosos actos culturales. Ha contrapuesto, asimismo, un modelo de ciudad participativa y abierta frente a la del PP de "balneario".

En el caso del PSOE, la edil Lara Martínez también ha afeado al PP sus críticas a la Semana Negra, mientras que la concejala de Hacienda, Ana Braña (Foro), ha anunciado su voto en contra y la firma del convenio de este año.

EJECUCIONES SUBSIDIARIAS

El PSOE, por su lado, ha conseguido sacar adelante por mayoría, con la sola abstención del PP, una iniciativa para que en el plazo máximo un mes se realice un estudio de recursos humanos y materiales del servicio encargado de llevar a cabo las ejecuciones subsidiarias por parte del Ayuntamiento -hacer obras de oficio y pasar costes a los propietarios después--, en los casos de parcelas, naves o inmuebles abandonados que generen problemas de insalubridad o suponer algún riesgo.

Por parte del Gobierno local, se ha apuntado a la dificultad de notificación a los propietarios, en algunos casos, que a veces obliga a ir al juzgado, o los problemas para actuar por solares inmersos en procesos de concurso de acreedores.

En todo caso, el edil de Urbanismo, Fernando Couto (Foro), ha apuntado que hay un estudio que señala que es preciso dotar al servicio que se ocupa de estas ejecuciones subsidiarias de seis personas -actualmente solo hay una--: un técnico medio, un ayudante, tres administrativos y un aparejador. También ha visto necesario más medios económicos, ya que cuenta con 60.000 euros. Ha asegurado, no obstante, que multas se ponen muchas, al menos una al mes. De hecho, ha apuntado que en 2017 se dictaron 174 órdenes de ejecución y 166 de rehabilitación urbanística.

El portavoz socialista, José María Pérez, por su parte, ha incidido en que hay solares sin edificar que también están abandonados. En este sentido, ha citado espacios como el que está al frente del colegio José Zorrilla, que ha tildado de "vergüenza" ya que parece que alguien decidió que sea "un vertedero", y lo mismo en Santa Bárbara, ha apuntado. Se ha quejado, asimismo, que los plazos de tramitación de los expedientes son "muy largos" y ha pedido actuar para minimizar los efectos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies