La Policía detiene a una empleada del hogar por robar a una anciana joyas por valor superior a los 6.000 euros

Actualizado 20/05/2013 15:44:34 CET

Ante el arrepentimiento demostrado, los hijos la perdonaron y la mantienen en su puesto

OVIEDO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a una mujer, empleada del hogar, por robar en el domicilio de la señora que cuidaba joyas por un valor superior a los 6.000 euros, según ha informado la Policía.

Una señora se presentó en la Oficina de Denuncias de Oviedo para informar que había detectado la desaparición de diversas joyas propiedad de su madre. En concreto habían desaparecido varias sortijas y pendientes algunos de valor superior a los 6.000 euros en el momento de la compra. Las joyas se encontraban en una caja fuerte cuyas llaves estaban en el domicilio familiar.

Las sospechas se centraron en una persona extranjera que habían contratado para atender a la madre el pasado mes de diciembre, y que permanecía casi todo el día en el domicilio.

Los investigadores pronto esclarecieron el caso, ya que la empleada confesó enseguida, ser la autora de los hurtos, que los había cometido en varias ocasiones, sintiéndose muy arrepentida, y devolviendo voluntariamente parte de los efectos sustraídos, que todavía estaban en su poder. Los otros, los había empeñado o malvendido por unos cientos de euros.

Cuando fue interrogada, manifestó que al darse cuenta de lo que había hecho, se arrepintió e intentó devolver parte del botín sustraído, pero no lo consiguió, ya que las llaves de la caja fuerte no estaban donde las encontró. Habían sido retiradas por los hijos de la señora.

La detenida manifestó que su familia estaba muy necesitada y que precisaban atención medica, que en su país era muy cara. Ante el arrepentimiento demostrado, los hijos la perdonaron y la mantienen en su puesto. No obstante, se le ha imputado un delito de hurto, y tendrá que responder ante la justicia por ello.

Se ha comprometido con la familia a reparar el daño causado, devolviendo cada mes una cantidad de sus emolumentos hasta restituir el valor de los efectos vendidos, que algunos ya han sido recuperados.