La Policía Nacional detiene en Gijón a un hombre como autor de robos violentos

Publicado 09/07/2018 14:32:48CET

OVIEDO/GIJÓN, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre, A.M.I.V. de 46 años, como autor de cuatro robos a vecinas de Gijón. En una de sus violentas acciones, propinó un tirón al bolso de una mujer de 79 años y la hizo caer al suelo causándole erosiones en piernas y brazos. También amenazó y abofeteó a una vendedora ambulante para quitarle su dinero.

El arrestado, vecino de Pumarín, tiene un "amplio historial delictivo por robos, amenazas y lesiones", según indican desde la Policía en nota de prensa. El viernes, 6 de julio, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Gijón, que decretó su ingreso en el Centro Penitenciario de Asturias.

La investigación comenzó cuando el 1 de julio una mujer denunció que un hombre que iba montado en una bicicleta le había dado un tirón de su bolso para robárselo lo que, en un primer momento, no había logrado al llevarlo colgado a modo de bandolera. Así, bajó de la bicicleta y con unas tijeras le cortó las asas, huyendo de inmediato con la bici para evitar ser interceptado por varios viandantes que habían presenciado los hechos.

El 3 de julio volvió a actuar en la calle Guipúzcoa y la víctima, de 79 años, tuvo que ser asistida en el centro de salud ya que tenía heridas en las manos y en las rodillas. La víctima explicó a los policías que un hombre que iba en bicicleta le había dado un tirón de su bolso con la intención de arrebatárselo pero ella se había resistido y había asido firmemente el asa de mismo. En el forcejeo, la mujer había caído al suelo sin soltar el bolso, por lo que al autor del tirón había tenido que bajarse de la bicicleta para poder quitárselo y huir con él, abandonando la bicicleta en el lugar.

Testigos de los hechos que acudieron a asistir a la señora describieron con detalle al autor, lo que sirvió de base a los investigadores para su localización y detención que se produjo al día siguiente, por agentes del Grupo I de Policía Judicial de la Comisaría de Gijón.

El detenido indicó a los agentes el lugar dónde había escondido el último bolso que había sustraído, que se hallaba entre unos setos de la calle La Mancha, por lo que pudieron recuperar con la mayoría de sus pertenencias y devolvérselo a su propietaria.

Además, en el registro de su domicilio, se hallaron efectos y documentación a nombre de otra mujer, que posteriormente se pudo averiguar que pertenecían a la víctima de otro tirón que había tenido lugar en el mes de mayo en la calle Pintor Manuel Medina.