PP y Podemos, decididos a activar el procedimiento para destituir a Avelino Viejo

Publicado 02/04/2018 14:10:37CET

OVIEDO, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las explicaciones que ha ofrecido este lunes el Síndico Mayor, Avelino Viejo, en el parlamento asturiano sobre la última sentencia que anula la forma de contratación de diferentes puestos de trabajo no han convencido a los grupos de la oposición. Tanto PP como Podemos han mostrado su decisión a activar el proceso legal para destituir a Viejo al frente del órgano fiscalizador asturiano.

En su intervención, Viejo dijo que iba a acatar la sentencia y que estaba a la espera de que saliese otra, fruto de un recurso de CSIF para activar en el futuro las convocatorias para la provisión de puestos de trabajo para activar nuevas convocatorias con todas las garantías legales.

La ley de la Sindicatura establece que el Síndico Mayor puede ser cesado por el pleno de la Junta General de la Cámara, siempre que se reúnan votos de tres quintos de los diputados, algo que parece probable, después de lo escuchado a los grupos de la oposición en sus intervenciones en la comisión parlamentaria.

La presidenta de Foro Asturias, Cristina Coto, ha llegado a hablar de prevaricación y ha pedido a Viejo que dimita. "No puedo presumir que usted no conoce la ley, he de concluir que ha prevaricado", ha señalado.

La mayoría de los grupos han reprochado a Viejo que no hiciese caso de los informes jurídicos de la Junta General que ya advertían de irregularidades. Coto ha dicho que la forma de actuar del Síndico Mayor responde a su intención de "cercenar" la llegada de funcionarios que no le gustan. "La Sindicatura se ha convertido en su cortijo", ha reprochado a Viejo, que no ha hecho uso de su intervención final.

Desde Podemos, su diputado Enrique López ha hablado del mal ambiente laboral que existe en el órgano fiscalizador, de donde "se han ido 28 personas". López ha afirmado que todos los puestos han sido nombrados de forma irregular, algo que ha considerado "irregular". Además de defender una iniciativa para la reprobación de Viejo, ha dicho que buscará el consenso necesario para su cese.

Agustín Cuervas-Mons, del PP, ha llamado "enredador nato" y "soberbio" a Viejo tras escuchar su intervención inicial. "Yo a usted le conocí de concejal del PSOE", le ha reprochado cuando el Síndico Mayor insistía en el carácter técnico y no político de la Sindicatura. En opinión del PP, Viejo tiene un "plus" de responsabilidad, porque los informes del organismo son los que evalúan el buen o mal proceder de otras administraciones.

Aunque desde Ciudadanos no han querido adelantar su posición y si apoyarán el cese de Viejo, Armando Fernández-Bartolomé ha criticado la gestión "muy deficiente" de personal en el órgano fiscalizador. "Esto no debería seguir así, tenemos claro que la Sindicatura tiene que terminar con lso problemas internos", ha señalado.

Gaspar Llamazares, de IU, ha lamentado que la Sindicatura no escuchase los informes jurídicos de la JGPA. Cree que Viejo va "de la obstinación a la obcecación" y ha recordado al Síndico Mayor que "independencia no es autarquía". Llamazares, que cree que las consecuencias de la sentencia no deberían limitarse a convocatorias futuras sino también a los puestos actuales, ha terminado con una frase que condensa lo que prevé que le va a ocurrir al máximo responsable de la Sindicatura: "Mi grupo teme que el alguacil termine alguacilado".

Por último, Margarita Vega (PSOE) ha lamentado los "ataques" a una institución como la Sindicatura y los ha comparado con lo ocurrido con otras instituciones en su día, como el Consejo Económico y Social. Además, ha criticado a las fuerzas de la oposición por criticar ahora a la Sindicatura cuando han venido utilizando sistemáticamente sus informes para "desgastar" al Gobierno. Vega ha instado a la Sindicatura a que aplique los criterios de la sentencia en las convocatorias que haga en el futuro.

Contador