El PP valora la Ley de Dependencia pero lamenta la premura, la dotación escasa y el reparto desigual entre CCAA

 

El PP valora la Ley de Dependencia pero lamenta la premura, la dotación escasa y el reparto desigual entre CCAA

Actualizado 20/04/2009 22:28:41 CET
GIJÓN, 20 (EUROPA PRESS) El diputado del PP por Toledo en el Congreso y portavoz en la Comisión de Discapacidad, Francisco Vañó, valoró hoy el propósito de la Ley de Dependencia pero lamentó que el Gobierno la "vendiera" con "demasiada premura", con una dotación presupuestaria "escasa" y con un reparto "desigual" entre las comunidades autonómas. Así, argumentó en rueda de prensa la necesidad de mejorar el desarrollo de una Ley que generó "muchas expectativas" entre las personas con discapacidad y los mayores con dependencia. Vañó analizó la necesidad de la ley y sus carencias junto a la presidenta del PP de Gijón, portavoz municipal y diputada por Asturias, Pilar Fernández Pardo, con la que participó esta tarde en la mesa redonda 'Aplicación de la Ley de Dependencia' que se celebró en la Bioblioteca Pública Jovellanos de Gijón. Vañó hizo hincapié en que uno de los principales "tapones" de la Ley es su financiación, y recalcó que las mejoras sociales no son patrimonio de ninguna ideología. Al respecto, recordó que durante la negociación del texto el PP tuvo "generosidad" y la ley se votó por mayoría en el Congreso. No obstante, reprochó el modo de aplicación en el que "el Estado invita y las comunidades pagan". Por ello, incidió en la necesidad de dotar el desarrollo de la Ley de mayor presupuesto, y recursos técnicos y humanos. El diputado del PP afirmó que su grupo "cuenta" con los discapacitados para abordar los temas que les afecta, y un ejemplo de ello es la mesa coloquio en la que hoy participó para conocer las opiniones, dudas y necesidades de los asistentes. Asimismo, dijo que el PP trabaja para "mejorar" la situación de la Ley, a la que se refirió como el cuarto pilar del Estado del Bienestar, junto a la Sanidad, la Educación y el Sistema de Pensiones. Para ello dijo que su partido promueve la autonomía personal de las personas con posibilidad de reducir su dependencia con la facilitación de recursos técnicos, junto con la asistencia para quienes son dependientes y no pueden mejorar su situación por si mismos. Por su parte, Fernández Pardo lamentó la falta de financiación suficiente para el desarrollo de la Ley. Además, recordó la importancia de que la Ley de Dependencia se contemple como factor de ponderación en la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica para que se vea fortalecida y suponga un avance en su cumplimiento, con especial relevancia para el Principado de Asturias, dado el elevado número de población envejecida y de solicitantes de atención a la dependencia. ACCESIBILIDAD EN EL CONGRESO Francisco Vañó es el único diputado del Congreso con discapacidad física, tras sufrir un accidente hace 37 años, y se ha convertido en "punta de lanza" de los derechos de los discapacitados y de la reivindicación de la accesibilidad en la Cámara a la que acude a trabajar en silla de ruedas. El diputado del PP afirmó, al respecto, que "la discapacidad ha entrado con fuerza en en Congreso y ya no se trata como algo raro". Así, recordando a otros profesionales que trabajan en el Congreso, apuntó algunas de las mejoras que en los últimos cinco años se han realizado en la Cámara como la eliminación de barreras arquitectónicas, el empleo del lenguaje de signos o la accesibilidad on-line. "La mayoría son pequeños detalles pero que son muy importantes", afirmó. Vañó comentó que sin querer se le considera el "diputado de los discapacitados", lo que le da una "dosis extra de responsabilidad" que trata de llevar con normalidad. Entre sus logros recordó cómo la Comisión No Permanente de Discapacidad, se convirtió en permante. "Me siento bien tratado", aseveró. Francisco Vaño incidió en que el colectivo de personas con discapacidad estuvo marginado de forma involuntaria durante años sin aflorar a la luz pública. Por ello, valora los avances de integración realizados en los últimos años y la puesta en marcha de la Ley de Dependencia. No obstante, argumentó que el colectivo pasó, metafóricamente, "tanta hambre que si se promete un bocadillo y se llena a la gente de expectativas y luego no se cumple el compromiso supone una gran frustración". Por ello, instó al Gobierno a que la Ley se desarrolle con más agilidad.
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies