Los presidentes de Asturias, CyL, y Galicia rechazan la propuesta de Urkullu: "No se ajusta al sistema autonómico"

Los presidentes Alberto Núñez Feijóo, Javier Fernández y Juan Vicente Herrera
EUROPA PRESS
Publicado 04/12/2017 14:54:08CET

Feijóo considera "especialmente difícil" acordar la financiación autonómica en los próximos meses por Cataluña

OVIEDO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Asturias, Galicia y Castilla y León, Javier Fernández, Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo, han rechazado este lunes la propuesta del Lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, de tomar como referencia el modelo vasco para la financiación del resto de Comunidades Autónomas. A juicio de los tres dirigentes autonómicos, este modelo "no se ajusta" al sistema autonómico actual.

Los tres presidentes han participado este lunes en Oviedo en la firma de una Declaración Institucional en la que han fijado objetivos comunes en base a los retos que las tres autonomías tienen en común. En la rueda de prensa posterior a la firma del documento, y a preguntas de los periodistas, tanto Feijóo como Fernández y Herrera han discrepado de la propuesta vasca.

Para el presidente de la Xunta de Galicia, Urkullu plantea una "visión nacionalista" de España, diferente a la del Estado de las Autonomías. A su juicio, el Lehendakari defiende una "financiación de naciones" en la que, "desde el punto de vista real y efectivo", los territorios con más renta registrarían un mayor aumento de la misma, y los de menos renta, tendrían un menor aumento. Esto traería un resultado que no estaría basado en los ciudadanos, "sino en los territorios".

En este punto ha recordado que el sistema de financiación es "para los ciudadanos" y no para las 17 autonomías. "No se trata de dividir el conjunto de ingresos entre 17 territorios, sino entre 48 millones de ciudadanos", ha recordado.

Por su parte el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha coincidido con Feijóo en que la propuesta del dirigente vasco "no se ajusta al sistema autonómico". Aunque reconoce que el concierto vasco es "plenamente constitucional", ha recordado que también en la Constitución Española figura la igualdad esencial de los españoles y la "prohibición expresa" de que de las diferencias entre territorios se deriven privilegios económicos y sociales de unas comunidades sobre otras.

A su juicio, es "de lógica aplastante" que, de aplicarse el sistema del cupo al resto de autonomías, "resultaría una España en dos bloques y la brecha entre autonomías". Además, este tipo de modelo provocaría que autonomías como la asturiana, gallega y castellano-leonesa quedasen en los puestos inferiores.

El concierto y el cupo vasco con más ingresos, ha explicado Herrera, "determina una competencia fiscal que nos hace mucha pupa". En este punto ha explicado que, si bien el Lehendakari dijo que el concierto con contempla bajadas fiscales, un día después de que el Congreso aprobara la revisión del cupo, "los máximos responsables de los tres partidos mayoritarios en el País Vasco se reunieron y anunciaron una inminente rebaja profunda de impuesto de sociedades".

"Se trata de un impuesto determinante para la localización industrial", ha abundado. Así, ha ejemplificado que si un inversor que quiere instalar una empresa tiene la posibilidad de emplazarla en Miranda de Ebro o en Álava, va a optar por la segunda porque está ofreciendo condiciones fiscales "mucho más favorables".

Finalmente el presidente de Asturias ha señalado que, si bien el sistema fiscal vasco "no se discute" porque es una "singularidad constitucional", este no se puede extrapolar al conjunto de las Comunidades Autónomas.

Consciente de la existencia de una "confederación vasco-navarra" que ambas comunidades "quieren extender" al resto del país, ha afirmado que no podría hacerse "en ningún caso" por las diferencias entre territorios existentes. Así, ha apuntado que mientras la renta por habitante en el País Vasco ronda los 31.800 euros, en Extremadura asciende a "poco más" de 16.000 euros.

PIDEN QUE SE MODIFIQUE EL FONDO DE COOPERACIÓN INTERTERRITORIAL

Por otro lado, los presidentes de Asturias y Castilla y León se han referido al Fondo de Cooperación Interterritorial, al que el País Vasco aporta un 6,24 por ciento. Fernández considera que su aportación a la solidaridad territorial "no es" la que a su juicio "debiera ser", ya que el 6,24 por ciento de 433 millones representan 14 millones de euros.

El presidente castellano-leonés ha considerado oportuno que se reforme el Fondo de Cooperación Interterritorial para incorporar "más fondos", al considerar que la aportación del País Vasco "no es una aportación sustancial".

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Preguntado por si considera que la situación catalana puede influir en la negociación abierta en materia de financiación autonómica, el presidente gallego ha afirmado que "sí" interferirá el tema catalán, ya que desde el inicio el presidente de la Generalitat "no asistió" a la conferencia de Presidentes de enero, al Consejo de Política Fiscal y Financiero, ni a las reuniones preparatorias del nuevo sistema de financiación. En estas condiciones, ha dicho, "es muy difícil hacer un sistema que valga para todos".

La situación actual hace que sea "especialmente difícil" llegar a una conclusión en materia de financiación autonómica "en los próximos meses" debido a la "incógnita" de la posición que asuma el nuevo gobierno catalán.

Preguntado también por si la financiación autonómica se puede resolver a través de los grandes partidos sin contar con las comunidades, Feijóo ha señalado que "no sería responsable que se pongan de acuerdo en el Congreso en contra del criterio de los presidentes que conforman la representación ordinaria del Estado en las Comunidades Autónomas".

Los presidentes de Asturias y CyL han coincidido con Feijóo en su planteamiento, y Javier Fernández ha añadido que Cataluña "no debería llegar" en una situación de ventaja por "los acontecimientos vividos". Sobre el papel de las autonomías, ha recordado que las Comunidades son "actores políticos que no pueden quedar al margen".