El primer banco de ADN de Asturias abrirá en abril en Oviedo

Jornadas sobre ADN en Oviedo.
EUROPA PRESS.
Publicado 16/03/2018 14:36:34CET

OVIEDO, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vivero de Ciencias de la Salud, en las inmediaciones del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), acogerá a partir de abril el primer banco de ADN de Asturias. Se trata de un proyecto de laboratorio privado llamado Criogene.

Así lo ha anunciado este viernes en Oviedo la directora del futuro centro, Tania Navarro, que en declaraciones a los medios ha presentado este centro en el marco de la jornada 'El ADN, el código de la vida', donde intervinieron el doctor Ramón Sánchez Ocaña y la profesora titular de Anatonmía Patalógica vinculada al HUCA y directora científica del Biobanco del Principado de Asturias, Aurora Astudillo.

Navarro ha explicado que se va a tratar de un centro privado donde las personas interesadas van a poder contratar el servicio, "ya que la ley actual no permite que sea público", y donde actualmente hay 3 personas asociadas que están conjuntamente trabajando con Funerarias Reunidas de Asturias.

Para sumarse a él los interesados nada más que tendrán que entregar su ADN en un bastoncillo después de realizar un frotis bucal, "del resto a se encarga la empresa". Una vez abierto esperan tener un "goteo" hasta que la gente se "conciencie" sobre la importancia de preservar el ADN "y se convierta en una rutina".

Asó, Navarro ha abogado por concienciar en la materia, "porque en muy poco tiempo su información va a permitir hacer diagnósticos, predicciones y curas, abriendo ventanas no solo a la medicina preventiva y predictiva, sino personalizada"

En ese sentido, el doctor Sánchez Ocaña ha explicado que el ADN es la molécula de la vida "y tiene las instrucciones de lo que vamos a ser y los fallos que vamos a tener". "Dentro de poco no habrá una medicina preventiva sino predictiva" ha explicado, para añadir que en el futuro la medina no curara seres enfermos "sino que se tratara de modificar genes alterados".

Por otro lado, Astudillo ha explicado que en el HUCA existen bancos de cerebros, de tumores y de ADN de plasma y células, "donaciones de pacientes que ceden los residuales de sus muestras para la investigación". Sin embargo, ha explicado que no existe un uso individual, por lo que la novedad de un banco de ADN "es que es un banco de beneficio privado, aunque a la larga el beneficio será público".

Además, ha abogado por una regulación especifica para este tipo de centros "porque hay un vacío legal y ético que se debería de cubrir" y ha recordado que hay un registro nacional de biobancos, pero que según la legislación es la autonomía a la que le compete el control de los biobancos, "y no estoy muy segura de que esta comunidad sea muy consciente de esa responsabilidad".