El Principado aplaude la revisión de la Política Agrícola Común y la propuesta de aplazar a 2010 la decisión sobre cuotas

Actualizado 13/10/2008 20:19:05 CET

Fernández pide más implicación presupuestaria de la UE para sufragar los gastos de la lengua azul.

OVIEDO, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Principado de Asturias, Belén Fernández González, aplaudió hoy la postura del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino respecto a la revisión de la Política Agrícola Común (PAC), en concreto por los criterios de modulación que defiende y su propuesta de aplazar dos años más, en torno a 2010, la decisión sobre las cuotas.

Así lo aseguró la consejera al término de la reunión de la Conferencia Sectorial de Agricultura celebrada esta mañana en Madrid entre las comunidades autónomas y el Ministerio.

Según explicó Fernández, el Ministerio defiende el mantenimiento del máximo nivel de fondos para el primer pilar procurando que las cantidades detraídas al mismo para una mayor modulación lo sean para hacer política agraria, es decir, que redunden en beneficio de los ganaderos.

También como esquema de defensa del Ministerio se planteó que la mayor modulación que la Comisión defiende afecte al menor número posible de perceptores. El Ministerio aspira a elevar el umbral de rentas exentas pasando de las cinco mil actuales a siete mil o incluso diez mil si fuera posible, buscando para los perceptores de rentas no exentos reducir el porcentaje de la modulación a aplicar.

Sobre el tema del sector lácteo, se ha trasladado la visión cada vez menos antagónica entre países defensores de la desaparición de cuotas y los que abogan por su permanencia. "Se constata un clima de superación de las confrontaciones que hasta ahora se evidenciaron entre países defensores a ultranza de la desaparición de cuota y los que reivindican su mantenimiento", apuntó.

En este sentido, situaciones como la crisis experimentada por la Interprofesional francesa y las atípicas bajadas de leche en el otoño, así como el escenario de crisis global que se está padeciendo y que también afecta a los alimentos, "hacen que la apuesta por la prudencia en la toma de decisiones esté siendo en la actualidad mayoritariamente respaldada", dijo.

Explicó que la opinión del Ministerio es que en torno al sector lácteo se va a adoptar una postura bastante moderada, consistente en evitar decisiones inmediatas sobre la cuota y posponer la adopción de las mismas a dentro de un par de años, en torno a 2010.

"La prudencia en torno al sector de la leche y la defensa al máximo nivel del mantenimiento de las ayudas a rentas de los agricultores que caracterizan la posición del Estado en este debate merece una valoración positiva desde Asturias, y guardan afinidad con las posiciones que desde el Gobierno asturiano hemos venido manteniendo. Por tanto, es de esperar que estos planteamientos perduren en la versión definitiva del Chequeo", añadió la consejera.

Además, según comunicó el Ministerio a las comunidades autónomas, el próximo mes de noviembre es clave para el debate sobre el Chequeo Médico. El Parlamento Europeo tiene previsto elevar su dictamen al Consejo de Ministros el próximo 18 de noviembre, por lo que será entonces cuando se vislumbre definitivamente la posibilidad de un acuerdo en torno al Chequeo entre las instituciones europeas.

Durante la reunión de la Conferencia Sectorial se abordó también el tema del precio de la leche. Según Fernández, la impresión de los responsables del Ministerio es poder llegar a lo largo de este mes de octubre a recuperar el marco de concertación entre las industrias y los sindicatos agrarios como representantes de los productores, a fin de frenar la tendencia bajista de los precios.

De confirmarse esta previsión del Ministerio y formalizarse los contratos, "sería un balón de oxígeno importante para los ganaderos y una apuesta por la estabilidad y la equidad de precios", matizó Fernández.

LENGUA AZUL

En cuanto a la enfermedad de la lengua azul, la Consejera aprovechó la reunión de hoy para pedir al Ministerio "firmeza y una defensa a ultranza de mayor implicación presupuestaria de la Unión Europea" en relación con los gastos ocasionados por esta enfermedad que, según el Ministerio, está suponiendo unos gastos de 200 millones de euros al Estado.

Belén Fernández reiteró además la necesidad de revisar al alza los baremos de indemnización por bajas del vacuno causadas por esta enfermedad, respondiendo así al compromiso asumido por la consejera con los sindicatos agrarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies