El Principado destina 1,2 millones a la mejora de infraestructuras y la reordenación de servicios del Hospital de Jarrio

REUNIÓN en Jarrio
GOBIERNO DE ASTURIAS
Publicado 12/06/2018 13:46:20CET

OVIEDO, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Asturias destinará casi 1.250.000 euros a la mejora de infraestructuras y la reordenación de servicios del Hospital de Jarrio, en Coaña. El consejero de Sanidad, Francisco del Busto, ha facilitado este martes los datos y ha explicado que la puesta en marcha de estas obras supone dar cumplimiento a los compromisos recogidos en el Marco integral de actuaciones en el área sanitaria.

Los trabajos aumentarán la calidad de la asistencia que se presta a la población y favorecerán un uso más adecuado de los espacios, según ha informado el Principado en nota de prensa. También pondrán a disposición de los usuarios zonas más amplias y confortables y facilitarán el trabajo de los profesionales. Entre las actuaciones que se llevarán a cabo destaca la ampliación del área de hemodiálisis, concretamente de su sala principal, y la mejora de su funcionalidad y comodidad, lo que transformará el servicio en un espacio más agradable.

Además, se reordenarán las áreas de consulta y los gabinetes y se ampliará el hospital de día y su sala de espera. Del total de la inversión prevista, el año pasado ya se destinaron 20.570 euros para la redacción del proyecto básico y de ejecución.

Por otra parte, con el fin de lograr un centro más funcional, se renovarán ocho baños de las habitaciones de hospitalización y se mejorará su acceso. Esta actuación, que tiene un coste de 48.000 euros, incluye también la sustitución de bañeras por duchas y la renovación de todos los aparatos sanitarios, la iluminación, las tomas y los revestimientos interiores para aumentar la comodidad de los usuarios.

NUEVA UVI MÓVIL Y CRIBADO DE CÁNCER

Francisco del Busto ha anunciado, durante su visita a Jarrio, que el área sanitaria I contará a partir de octubre con una UVI móvil. Asimismo, ha informado de que su departamento ha empezado a convocar a los usuarios de la comarca que tienen entre 50 y 69 años para que se sumen al programa de cribado de cáncer de colon.

La consejería enviará una carta personalizada a las 13.268 personas de esta cohorte de edad para invitarles a acudir a su centro de salud, informarse sobre esta iniciativa y someterse a la prueba de detección de sangre oculta en heces (test de cribado). Una vez recogida, la muestra se envía al laboratorio y, si no hay evidencia de sangre en las heces, se vuelve a convocar al usuario para repetir el test al cabo de dos años.

Se trata de una prueba indolora, no invasiva y eficaz que favorece la detección de lesiones de forma temprana y reduce el número de colonoscopias innecesarias. El cáncer de colon y recto es el segundo más frecuente en varones y el tercero entre las mujeres.

La comarca occidental es la tercera zona en la que se implanta este programa de salud, tras su puesta en marcha en Avilés y el Caudal.