El Principado diseña los primeros planes anuales de aprovechamiento de biomasa

Actualizado 03/02/2008 12:58:06 CET

El proyecto se ejecutará en montes públicos que requieran tratamientos selvícolas y de prevención de incendios

OVIEDO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural está diseñando los primeros planes anuales de aprovechamiento de biomasa en el Principado de Asturias, que empezarán a ejecutarse en montes públicos que requieran trabajos selvícolas y de prevención de incendios, según informaron fuentes del Principado a través de una nota de prensa.

La Dirección General de Política Forestal ha elaborado unos pliegos técnicos y administrativos que recogen todos los requisitos que deberá cumplir el comprador de la biomasa para asegurar un adecuado aprovechamiento de este recurso forestal.

Según sus responsables, la medida es pionera en España ya que ninguna comunidad autónoma española tiene operativos unos pliegos específicos de aprovechamiento de biomasa. Entre los aspectos técnicos más importantes de su contenido destacan dos. El primero de ellos hace referencia a que el objeto de aprovechamiento se determinará por demarcación superficial. El segundo requisito importante es que el citado aprovechamiento estará sujeto a liquidación final mediante el peso del producto obtenido.

Los pliegos de condiciones especifican también el procedimiento de actuación, que técnicamente se denomina "clareo semisistemático". Este proceso consiste en la apertura de calles a distancia predeterminada, permitiendo el acceso de la maquinaria a la masa forestal. Desde estas calles se seleccionarán los árboles a cortar.

Tras la elaboración de los pliegos de condiciones, el siguiente paso será seleccionar los rodales objeto de la biomasa, que principalmente serán árboles jóvenes que conviene sacar parcialmente del monte para mejorar la calidad de la masa y limitar el material combustible para evitar incendios. El destino de la biomasa, que podrá ser energético o térmico, se decidirá en función de la empresa adjudicataria.

Según explicó el director general de Política Forestal, Cristino Ruano de la Haza, el aprovechamiento de la biomasa "no será un fin en sí mismo en todo este proceso, sino más bien consecuencia de los tratamientos selvícolas que tienen como objetivo mejorar el arbolado del monte", señaló Ruano de la Haza. "Para ello, se utilizarán aquellos árboles sin aprovechamiento maderable y cuyo valor futuro a medio plazo, tanto económico como biológico y paisajístico, es bajo", añadió el director general.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies