El Principado elabora un borrador del catálogo de vestigios de la guerra civil y la dictadura con once categorías

Expertos sobre memoria histórica
ARMANDO ÁLVAREZ
Publicado 17/04/2018 14:39:21CET

OVIEDO, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Asturias ha presentado este martes el borrador del catálogo de vestigios y huellas de la guerra civil y la represión franquista, que incluye una clasificación con once categorías. Este listado es el primer paso, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, para establecer las recomendaciones de actuación sobre los elementos identificados, que pasan por la retirada en la mayor parte de los casos.

Según ha informado el Principado en nota de prensa, las categorías se refiere a rótulos de calles placas de viviendas relieves, grabados, inscripciones y grandes letreros de la obra sindical del hogar y similares, otras placas y elementos arquitectónicos para el culto a los mártires y caídos, cruces, vítor o víctor; escudos; escudo donativo premio a la natalidad 1952 y grafitis de las celdas de los juzgados, ambos casos en Cangas del Narcea; cuadros de cargos públicos del franquismo, y designaciones de hijos adoptivos o predilectos y concesión de medallas. Además, el texto contempla la posibilidad de incluir un nuevo epígrafe para elementos defensivos construidos durante el conflicto bélico.

"Dada la amplia casuística no es posible establecer criterios genéricos y, en función de la localización, algunos símbolos podrían quedar en sus emplazamientos actuales debidamente señalizados", ha explicado el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, que ha presidido la reunión de la comisión de expertos en memoria histórica.

Así, en aquellos vestigios ubicados en inmuebles declarados Bien de Interés Cultural (BIC) deberá analizarse su significado histórico y arquitectónico, su valor artístico y el riesgo que podría suponer su retirada para la estabilidad de la construcción.

El titular de Presidencia ha explicado, asimismo, que el Principado estudia la posibilidad de contratar la elaboración de una base de datos y sistematizar toda la información, con el propósito de trasladarla a una web interactiva y de acceso abierto. De este modo, cualquier persona interesada podría consultar los diferentes símbolos, su ubicación y tipología, además de visualizarlos en imágenes.

"La idea es que la página se convierta en una referencia sobre la simbología de la dictadura que aún permanece en Asturias y que pueda actualizarse continuamente en el caso de que se localicen nuevos vestigios", ha detallado Martínez.

La salvaguarda de la memoria histórica y el reconocimiento de las víctimas de la contienda bélica y el franquismo es uno de los objetivos del Ejecutivo autonómico. Asturias es una de las siete comunidades que cuentan con un órgano asesor en este ámbito, con representantes de las consejerías de Presidencia y Participación Ciudadana y Educación y Cultura, la Federación Asturiana de Concejos, el Archivo Histórico de Asturias y la Universidad de Oviedo.