El Principado estima que Química del Nalón recudirá en septiembre el 79% de sus emisiones de benzeno en Trubia

Belén Fernández realiza declaraciones a los medios.
EUROPA PRESS
Publicado 22/05/2017 20:12:45CET

El Gobierno autonómico plantea un plan de 26 medidas que costará 4,3 millones a la compañía, principal causante de la contaminación

OVIEDO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Infraestructuras y Medio Ambiente, Belén Fernández, prevé que la empresa Química del Nalón, a la que señala como principal causante de los altos niveles de benzeno registrados en el aire de la zona de Trubia, reduzca sus emisiones de estas partículas un 79% en septiembre, y hasta un 90% a partir del 1 de diciembre de 2018.

Fernández ha mantenido este lunes una reunión con responsables de Química del Nalón, y de Industrias Doy, la otra entidad causante, aunque en menor medida, de los altos niveles de contaminación, según ha señalado la responsables autonómica. En el encuentro también han participado el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, y el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo.

La consejera ha explicado que a partir de este martes se someterá a información pública un plan de actuación de 26 medidas planteadas por la Consejería, algunas de las cuales ya están en marcha, dado que ambas empresas han ejecutado medidas en los últimos meses. El presupuesto es de 4,7 millones de euros, de los que 4,3 corresponderían a Química del Nalón, y unos 250.000 a Industrias Doy.

De las 26 medidas, la más destacada, sería un oxidador térmico que neutralizaría a partir del 1 de diciembre de 2018 un 90% de las emisiones de benzeno de IQN. La implantación de esta nueva tecnología correspondería a una segunda fase.

PRIMERA FASE

La primera, ya en desarrollo, culminaría en septiembre de este año, y si las previsiones de la Consejería son acertadas, reducirán en 79% los registros medios alcanzados en 2016. Esta primera fase incluye una serie de mejoras tecnológicas.

Fernández ha confirmado, basándose en estudios encargados por la propia Consejería, que la mayor parte de la presencia de benzeno en el aire de Trubia, especialmente en la zona de las piscinas, proviene del almacenamiento y manipulación del alquitrán que se realiza en Química del Nalón y en menor medida en Industrias Doy.

Sobre las 26 medidas propuestas, tanto la consejera como el alcalde han dado a entender que cuentan con el beneplácito de la parte empresarial. Por parte de IQN, ha comparecido ante los medios su director industrial, Javier Fernández quien ha señalado que la compañía a la que representa se siente "responsable y comprometida con la calidad del aire y con nuestros empleados".

Sobre las medidas puestas en marcha hasta ahora ha confirmado: "vamos progresando de acuerdo a lo esperado". Sobre las que ha propuesto el Principado ha matizado: "necesitamos más tiempo para evaluarlas aunque en líneas generales coincidimos con el planteamiento". La más importante de ellas, el oxidador térmico, conllevaría según la consejería una inversión superior a los 1,7 millones de euros.

La consejera ha considerado "fundamental que las empresas interioricen que es necesario un esfuerzo para atajar este problema", y ha celebrado que le estén "dedicando tiempo e inversión". El alcaLde, por su parte, ha valorado "el intenso trabajo de la Consejería".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies