El Principado mantiene activo un dispositivo de 200 profesionales y cerca de 40 quitanieves

Autopista del Huerna, nieve, temporal, invierno
EUROPA PRESS
Publicado 02/02/2018 17:02:52CET

OVIEDO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente mantiene activo el Plan de Vialidad Invernal 2017-2018, un operativo integrado por 200 profesionales y cerca de 40 quitanieves que trabaja para garantizar una circulación más segura en las carreteras de titularidad autonómica en esta situación de temporal, así como para prevenir riesgos ante la existencia de hielo en la calzada.

Según informa el Principado en nota de prensa, el operativo cuenta con siete máquinas quitanieves dinámicas (turbofresa); dos implementos con fresa sobre palas cargadoras, y 30 camiones con cuña quitanieves. Asimismo, existen tres acopios de sal en los parques de Laviana, Cabrales, y Cangas del Narcea, y otros nueve en silos ubicados en Laviana, Aguasmestas (Somiedo), Las Ventas (Teverga), Tineo, Vegadeo, Cecos (Degaña), Cabañaquinta (Aller), Arriondas (Parres)y Grandas de Salime, además de una planta de salmuera en el parque de maquinaria de Oviedo. En cada campaña se consumen de promedio unas 2.000 toneladas de sal.

Al frente de estos medios materiales se encuentra una plantilla de 200 profesionales entre celadores, conductores y operarios pertenecientes a las brigadas de conservación de carreteras. A efectos funcionales y de organización, la comunidad se ha dividido en nueve áreas coincidentes con las establecidas para la conservación de carreteras. El celador de cada zona supervisa las labores de los equipos de vialidad invernal en sus respectivas áreas y todos se coordinan, a su vez, a través del área de maquinaria de Oviedo.

Tanto las quitanieves dinámicas como los camiones de empuje están permanentemente comunicados con el parque de maquinaria de Oviedo y con el 112, lo que permite, por un lado, lograr la máxima coordinación de los medios disponibles y, por otro, disponer de un conocimiento más preciso de la red y de las posibles modificaciones en el estado de la misma, todo ello con el fin de ofrecer una respuesta inmediata ante cualquier eventualidad. La distribución de los equipos y medios se realiza en función de la previsión de nieve, así como de la altitud y características de las vías.