El Principado mejora el sistema de depuración de la ría de Villaviciosa para evitar vertidos a El Puntal

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Principado mejora el sistema de depuración de la ría de Villaviciosa para evitar vertidos a El Puntal

Actualizado 05/10/2016 14:45:12 CET

OVIEDO, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha asegurado este miércoles que la obra que el Consorcio para el Abastecimiento de Agua y Saneamiento en el Principado de Asturias (Cadasa) ejecuta en la ría de Villaviciosa no aumenta la capacidad de vertido de aguas residuales, sino que se trata de una instalación de seguridad ante paradas del bombeo con la que se pretenden evitar daños a terceros y vertidos al puerto de El Puntal.

A través de una nota de prensa el consorcio sostiene que el pretendido incremento en la capacidad de bombeo de la estación de Rodiles no evitaría ni reduciría la frecuencia o el volumen de los alivios, pues el elemento de seguridad objeto de las obras en ejecución opera sólo en caso de averías en el bombeo o fallo en el suministro eléctrico, aspectos sin relación alguna con la capacidad del mismo.

Así, destaca que el número de vertidos en los últimos años a través de esa infraestructura ha sido muy limitado y siempre debido a averías en el bombeo o, principalmente, a fallos en la red de distribución eléctrica.

La Estación de Bombeo de Aguas Residuales de Rodiles (EBAR) se ubica en la margen derecha de la ría y actualmente recoge las aguas residuales de los sistemas públicos de saneamiento de Villaviciosa y Tazones, y las impulsa hasta la estación depuradora. Dicha EBAR dispone de un aliviadero de seguridad en la margen izquierda, en el pozo situado en El Puntal, inmediatamente anterior al túnel que cruza la ría.

De ese modo, en caso de avería o corte de suministro eléctrico, el nivel de aguas en el interceptor se eleva hasta alcanzar la cota del aliviadero.

El aliviadero estaba dotado de dos tubos, uno de los cuales se encontraba obturado por la propia escollera de la ría, lo que limitaba la capacidad de alivio y provocaba que, en ocasiones, los vertidos se produjeran a través de las tapas del alcantarillado de la zona de El Puntal, a través de los sumideros de las acometidas domiciliarias e incluso a la dársena del puerto.

Las obras que se ejecutan actualmente suponen un incremento en la sección de las tuberías de alivio que evitará estos efectos, canalizando hacia el punto inicialmente designado los vertidos que pueden llegar a producirse por los sumideros domiciliarios y el alcantarillado.

Además, se instalarán dos parejas de tuberías de alivio, una que operará en marea baja y otra, a mayor cota, que operará en marea alta, momento en que se anulará la operación de la pareja inferior. Para mayor seguridad se ha previsto la sustitución de las tapas de los pozos de registro por otras estancas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies